Comisiones Obreras de Madrid | 17 de septiembre de 2019

Orgullo 2019


La plantilla del Hospital Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares) denuncia serios problemas por la falta de uniformes

  • En dos años consta la adquisición de 13.000 pijamas y no llegan para uniformar a los 2.000 trabajadores y trabajadoras que los necesitan.

La plantilla del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares tiene serios problemas por la falta de suministro de pijamas para cubrir la uniformidad de los trabajadores y trabajadoras del centro, aproximadamente unos 2.000, que tienen que utilizar la vestimenta. Sin embargo, el hospital y la Consejería de Sanidad han comprado, según los datos facilitados a los representantes sindicales, 13.000 pijamas en dos años.

10/07/2019.
Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Hospital Universitario Príncipe de Asturias

CCOO denuncia que el problema está en el “descontrol” que existe, por parte de la Consejería de Sanidad, en el seguimiento de la ropa que se envía a la lavandería de la empresa Ilunion, en Mejorada del Campo. Desde que el servicio de lavandería fue privatizado tanto la ropa de uso hospitalario como la uniformidad sufre constantes problemas tanto en el suministro cómo en la calidad del servicio.

Entre los años 2017 y 2018, el Hospital Príncipe de Asturias compró 8.000 pijamas para uniformar a la plantilla. En 2019, la Consejería de Sanidad ordenó otra compra de 5.000 pijamas más para este centro. Sin embargo, cada vez con mayor asiduidad, faltan pijamas y los problemas con el reparto de los mismos están generando problemas “muy serios”.

Revertir la privatización

Para contrarrestar la falta de control y calidad de la uniformidad, que los delegados sindicales achacan a la privatización del servicio por parte de la Consejería de Sanidad, el centro tiene previsto realizar una importante inversión en la compra de máquinas dispensadoras de pijamas limpios y para recoger los ya usados. Sin embargo, CCOO considera que esta iniciativa supone una inversión económica importante, no va a solucionar el problema de la pérdida de ropa, y añade no solo el sobrecoste de la instalación, sino también el de mantenimiento de las máquinas y su reparación.

CCOO pide al hospital y, por ende, a la Consejería de Sanidad que se revierta la privatización. A juicio del sindicato, antes de que este servicio se privatizara, la lencería de los hospitales funcionaba muy bien, y no era necesario sustituir a las personas por máquinas.

Si no es así, el sindicato plantea a la Gerencia del hospital que se personalicen todos los pijamas y toda la ropa con el nombre de cada hospital y con el número funcional de cada trabajador. Y que se exija a la concesionaria unos estándares que garanticen la calidad del servicio y que se retorne a cada hospital el mismo número de prendas y que éstas se correspondan con la identidad del centro.

 

Campaña Riders

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.