El paro crece y baja la ocupación en la Comunidad de Madrid, rompiendo la tendencia de recuperación del empleo y la actividad

  • CCOO de Madrid considera muy negativos los datos del cuarto trimestre

25/01/2018.
Temas
El paro crece y baja la ocupación en la Comunidad de Madrid

El paro crece y baja la ocupación en la Comunidad de Madrid

2017 terminó en la Comunidad de Madrid con 466.300 personas desempleadas. Esta cifra supone un aumento del desempleo de 51.800 personas respecto al tercer trimestre y una reducción de 22.600 a lo largo del año. Por lo tanto, Madrid se sitúa lejos de un escenario de recuperación del empleo y queda todavía inmersa en los efectos de la crisis. Respecto a 2007, Madrid sigue teniendo 251.200 parados más y aún no se han recuperado ni la actividad ni el empleo que se registraba hace justo una década.

La década 2007-2017 ha supuesto un retroceso en todos los indicadores de empleo para la región, que tiene 251.200 parados más, una tasa de paro de 13,75 % frente al 6,4% de tasa de paro de 2007, menos ocupados y una tasa de actividad inferior a la de hace una década. Además el porcentaje de hogares con todos los miembros activos en paro sigue siendo superior (6,80 frente al 2.44 de 2007) y también los que tienen la mitad o más en situación de desempleo (16,05 frente al 7,28 de 2007).

Respecto a la ocupación, desciende en este trimestre en 15.400 personas y crece en el último año en 66.200 personas hasta situarse en 2.927.000 personas ocupadas. Pero con respecto a toda la ocupación perdida durante la crisis aún se está lejos de recuperarla. Con respecto al cuarto trimestre de 2007 hay todavía 223.000 ocupaciones menos.

Es necesario tener en cuenta esta situación para valorar de forma adecuada los últimos datos. Madrid reduce las cifras de personas desempleadas, pero lentamente y arrastrando una grave situación de desempleo, de personas que han perdido su puesto de trabajo en los últimos años y que no tienen en el mercado de trabajo actual oportunidades.

De hecho la característica diferencial de nuestro mercado de trabajo respecto a la situación que se vivía antes de la crisis es, precisamente, una gran bolsa de desempleo de larga duración, que en su mayoría han agotado las prestaciones. Los parados de larga duración suponen hoy 231.000 y multiplican por cinco los que había hace una década. Y este hecho supone para la Comunidad de Madrid un grave riesgo de desigualdad y falta de cohesión, por lo que CCOO viene advirtiendo que no habrá una recuperación suficiente y ésta no será duradera si no se abordan los graves efectos de la crisis que todavía perduran, especialmente la protección y el apoyo al empleo de los parados de larga duración y en más grave situación de riesgo. Hay que recordar que las personas con prestación por desempleo en nuestra región han seguido cayendo y que, según el último dato (noviembre 2017) reciben prestación 173.278 personas desempleadas, de las cuales solo reciben una prestación contributiva 98.940 personas y, el resto, son beneficiarios de un subsidio.

A esto hay que unir la situación de los hogares en las que todos o la mayor parte de sus miembros están en paro. Aunque alcanzó su peor dato en 2013 hoy sigue siendo muy superior al dato previo a la crisis, con más de un 16% de hogares con la mitad o más de sus miembros activos en paro y casi un 7% con todos ellos en paro.

La tasa de actividad al finalizar el año es de 63,32%. Esta tasa ha tenido un mal comportamiento incluso en los años en que crecía la economía y el empleo. Al finalizar 2017 no solo hay una tasa de actividad inferior a la que había al finalizar 2007 (64,99%) sino que a lo largo de los nueve primeros meses de 2017 ha habido las tasas de actividad más bajas de toda le década y esto ha sido en parte responsable del descenso de la tasa de desempleo, al retirarse un volumen importante de personas desempleadas de la búsqueda de empleo.

Además, con la mejora en los datos de empleo, la brecha entre hombres y mujeres se ha acrecentado, siendo ahora de 68,24% la tasa de actividad entre los hombres y de 58,90% la de las mujeres. Esta situación es reflejo del desánimo de muchas personas desempleadas, mayor entre las mujeres que, como muestran el resto de indicadores, tienen menos oportunidades en el mercado de trabajo.

CCOO de Madrid tiene como uno de los retos del mundo del trabajo avanzar en la igualdad entre hombres y mujeres y denunciar la brecha de género: las mujeres tienen una tasa de desempleo mayor que los hombres (14,53% frente al 13% respectivamente) y creciente desde 2014, después de que, en los peores años de la crisis y como consecuencia de la gran destrucción de empleos que afectó proporcionalmente más a los hombres, la brecha se cerrase. También la tasa de empleo es más reducida entre las mujeres (50,34% en las mujeres y 59,37% en hombres). Son además las mujeres las que más sufren la temporalidad, las jornadas parciales y los bajos salarios. Para CCOO es un signo de alarma que la salida de la crisis se está sustentando en los mismos elementos que generaron, al inicio de esta, un mercado de trabajo vulnerable, como es, precisamente, la desigualdad entre hombres y mujeres.

La otra característica preocupante de nuestro mercado de trabajo es el alto nivel de precariedad. La destrucción de empleo vivida en los primeros años de la crisis dejó sin empleo a muchos de estos trabajadores precarios, lo que supuso una reducción del peso de los trabajadores temporales. Pero ahora, favorecido por los cambios que supusieron en el mercado de trabajo la reforma de 2012, el empleo vuelve sustentarse en un crecimiento de la temporalidad, que ha crecido en Madrid 2 puntos desde 2013 (momento en que empieza a recuperarse lentamente el empleo) y se sitúa ahora en el 18,2% de las personas asalariadas. En 2017 se firmaron en Madrid 2,6 millones de contratos. De ellos, más de 2,1 fueron contratos temporales. Paralelamente crece el número de trabajadores que encadenan contratos (al finalizar el tercer trimestre de 2016 eran ya 190.000 y es una cifra que no ha dejado de crecer en todo el 2017). En cuanto a las jornadas parciales, afecta al 13,3% de las personas ocupadas, pero significativamente más a las mujeres, que casi triplican a los hombres en estas ocupaciones.

En cuanto a sectores, 2,5 de los 2,9 millones de ocupados de Madrid están en el sector de los servicios y es éste el único sector que más crece, superando ahora los ocupados que tenía en 2008. La industria con 262.000 ocupados crece con respecto a 2016 en 20.600 personas y construcción alcanza 154.000 ocupados (un crecimiento de 12.400), pero ninguno de los dos sectores ha recuperado el empleo perdido durante la crisis. Sólo la agricultura, con un escasísimo peso en Madrid sigue perdiendo ocupaciones.

Ante esta situación, CCOO valora los datos de la EPA del cuarto trimestre como muy negativos. No se podrá consolidar una recuperación duradera si no se hace sobre una base de empleo de calidad (atajando la temporalidad, las jornadas parciales y los bajos salarios) y reduciendo la brecha de género y desigualdad laboral y social, elementos que la Secretaria de Empleo de CCOO de Madrid sitúa como objetivos prioritarios.

Por ello CCOO reclama avanzar en la políticas de empleo dirigidas a las personas paradas, priorizando a aquellas con más dificultades en el mercado de trabajo, pero también en políticas de protección social para aquellos que están sufriendo la crisis y políticas económicas, que, enterrando el modelo de austeridad, promuevan el crecimiento del empleo público y de los sectores de mayor valor añadido.

 

Más noticias en tu móvil: únete a nuestro canal de Telegram aquí

Newsletter
Afíliate
Blog Jaime Cedrún
Salud Laboral
Asesoramiento CCOO Madrid en los barrios
CCOO Madrid en los medios sociales

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.