Comisiones Obreras de Madrid | 18 de octubre de 2019

Orgullo 2019


CCOO pide que se ataque el problema del amianto y se garantice la seguridad de la plantilla de Metro

    20/03/2018.

    En los últimos meses se ha puesto en evidencia, con una resonancia pública quizás sin precedentes, las consecuencias de las nefastas políticas de las Direcciones de Metro. El problema de la presencia de amianto en Metro de Madrid desveló que la Dirección, las sucesivas Direcciones de Metro, no se tomaron el más mínimo interés por el asunto, pese a conocerlo, incluso intentando culpabilizar a los sindicatos de no haber hecho nada al respecto, intentando trasladar sus responsabilidades a la representación de los trabajadores, incluso estableciendo con algunos sindicatos la creación de una tercera comisión de trabajado, para justificar que se va hacer algo más de lo que no se ha realizado desde el 2003.

    Para CCOO lo prioritario es atacar el problema. El primer objetivo ha de ser que el amianto desaparezca de Metro, y que mientras que eso se hace la seguridad de los trabajadores y trabajadoras esté garantizada. En segundo lugar que se vigile la salud de quienes actualmente están trabajando en sus puestos, así como de quienes en algún momento pudieron estar expuestos al riesgo. Esto es esencial para poder detectar precozmente cualquier patología.

    El sindicato entiende que cuando la actual Dirección llama a los sindicatos para tratar el problema y presiona en la negociación un día antes de comparecer en la Asamblea de Madrid, busca y finalmente lo consigue con algunos sindicatos, la creación de una nueva Comisión de Seguimiento. CCOO dice que la solución no pasa por crear, dos, tres o veinte comisiones. La solución pasa por el compromiso de la Dirección de aportar recursos, dotar de presupuesto, poner plazos, obligarse a acordar con la representación de los trabajadores/as los planes, etc.

    Es un error histórico el perder la oportunidad de volver a dotar al Comité de Seguridad y Salud de las competencias “reales” que siempre ha debido tener. Si no se hace así mañana se estará en la misma situación que ayer, nada habrá cambiado y el Comité de Seguridad y Salud seguirá siendo, a los ojos de la Dirección, la “capea” donde dar pases a estas demandas.

    En la “dramática” situación en la que se encontraba la Dirección, a causa de su propia política, resulta incomprensible que se pretenda solucionar el problema con la creación de una Comisión de Seguimiento sin que se le haya arrancado ningún compromiso, ni tan siquiera el de “necesitar” el acuerdo de la parte social para desarrollar los planes de actuación, el que se deje todo a lo que “permitan” los presupuestos, a que no se haya avanzado nada más allá de lo que por ley o por requerimiento de la Inspección de Trabajo está obligada la Dirección.

    CCOO seguirá apostando porque los compañeros del Comité de Seguridad y Salud Laboral asignados por cada sindicato por sus conocimientos técnicos y experiencia en este ámbito, sean los que tengan la capacidad para decidir los plazos para la identificación de todo el amianto presente en Metro de Madrid, evaluar su riesgo y acordar los plazos para su completa eliminación.

    Por último el sindicato exige que la transparencia ha de ser total y se entregue al Comité de Seguridad y Salud Laboral toda la documentación solicitada, para que su labor sea eficaz para lograr los objetivos antes planteados.

    Campaña Riders

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.