CCOO y UGT se concentran en Cibeles para recordar al trabajador fallecido el viernes en el aeropuerto

    03/04/2018.
    Concentración contra la siniestralidad laboral

    Concentración contra la siniestralidad laboral

    Como cada vez que se produce un accidente laboral mortal en la ciudad de Madrid, CCOO y UGT de Madrid se han concentrado este martes, 3 de abril, en la plaza de Cibeles. Los sindicatos han recordado así al trabajador fallecido el pasado viernes en la T4 del aeropuerto de Madrid Barajas al volcar su camión. El trabajador, de 32 años, es la duodécima víctima mortal en lo que va de año en la Comunidad de Madrid.

    CCOO y UGT han querido mostrar así sus condolencias a la familia del trabajador, que ha estado presente en la concentración, y hacer visible el drama que suponen las muertes en el trabajo, así como sensibilizar a la sociedad sobre las mismas.

    A la concentración ha asistido el secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, y la secretaria de Salud Laboral de CCOO de Madrid, Carmen Mancheño, que ha leído un comunicado de denuncia.

    MANIFIESTO LEÍDO EN LA CONCENTRACIÓN

    Una vez más, un accidente de trabajo le cuesta la vida a un trabajador en nuestra Comunidad. El viernes 30 de marzo, un trabajador de 32 años murió mientras realizaba su trabajo. Mientras la mayoría descansábamos él moría trabajando, y desde aquí queremos trasladar a su familia, amigos y compañeros nuestra solidaridad, nuestro apoyo y ponernos a su disposición para ayudarles y acompañarles en todo lo que necesiten.

    Tenía 32 años, un contrato a tiempo parcial en una ETT y el trabajo trunco su vida… pero no trascendió, pasó desapercibido hasta tal punto que no se le dedicó ni una sola línea, ni un solo minuto en la prensa.

    Por él y por todas las personas que pierden la salud y la vida en el trabajo, CCOO y UGT de Madrid estamos hoy aquí, en las puertas del ayuntamiento de la capital para visibilizar este drama y hacer que la sociedad sea consciente de esta realidad, con el objetivo claro de generar intransigencia y rechazo porque no podemos resignarnos al hecho de que el trabajo suponga perder la salud o la vida, porque 57 personas fallecidas en el trabajo en 2017 -12 en lo que llevamos de año- y 422 con lesiones graves o muy graves continúa siendo una cifra inasumible para una sociedad como la madrileña, pues tras cada uno de estos accidentes hay un drama personal, familiar y social a los que como sociedad debemos dar respuesta.

    Queremos también que los medios de comunicación sean nuestros aliados y amplifiquen nuestra voz y poner encima de la mesa la responsabilidad de las empresas y de las administraciones, porque ningún accidente de trabajo es casual. Detrás de cada accidente de trabajo hay incumplimientos de las normas en prevención y hay una realidad laboral marcada por una precariedad que se he hecho estructural y que impide en la práctica el ejercicio efectivo de los derechos en prevención.

    En los últimos años estamos asistiendo a un progresivo aumento de las cifras de siniestralidad como un claro indicador de que las condiciones de trabajo en las empresas madrileñas continúan empeorando y que son un reflejo directo de los efectos de la reforma laboral sobre los derechos fundamentales de la población trabajadora y de la falta de compromiso de los empresarios, que se traduce en una escasa inversión en prevención de riesgos laborales en sus empresas. Así, queda patente como el empleo que se genera es un empleo precario donde las garantías para la salud de las personas trabajadores y la defensa de sus derechos y de sus condiciones de trabajo se ven muy mermadas

    UGT y CCOO de Madrid exigen que se reorienten las políticas económicas y de empleo que posibiliten la recuperación de los derechos sociales y laborales y eso pasa necesariamente por la derogación de la reforma laboral.

    Para ambos sindicatos en cualquier accidente laboral grave o mortal donde la actuación del empresario haya sido negligente se deben depurar todas las responsabilidades administrativas, civiles y penales, y en este sentido, instan a la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social y a la Fiscalía de Siniestralidad Laboral que actúen con la máxima contundencia para vigilar que la prevención se aplica en todos los centros de trabajo y especialmente en la pequeña y mediana empresa, y que la no aplicación de la LPRL que cause daños a la salud y la vida sea sancionada no solo en la vía administrativa sino también en la penal, asegurando una investigación eficaz de los delitos de riesgo y daño contra la vida, la salud y la integridad física de los trabajadores y trabajadoras.

    Más noticias en tu móvil: únete a nuestro canal de Telegram aquí

    Newsletter
    Afíliate
    Blog Jaime Cedrún
    Salud Laboral
    Asesoramiento CCOO Madrid en los barrios
    CCOO Madrid en los medios sociales

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.