La plantilla de Alcoa recibe muchas promesas del Congreso, pocas soluciones y varios golpes de la policía

     Ver galería de fotos >>> Ver vídeo>>>

    28/03/2019.
    La plantilla de Alcoa en Madrid

    La plantilla de Alcoa en Madrid

    CCOO sabe que el futuro de las plantas de Alcoa Avilés y A Coruña se garantiza en las calles y en los despachos. Lo que ha ocurrido esta mañana en el Congreso de los Diputados demuestra que, si se consigue una solución para las dos factorías, será gracias a la movilización y a la negociación. El sindicato se concentró frente al Parlamento para recordar al Gobierno que los acuerdos están para cumplirse. A cambio, sufrió una carga policial que acabó con una persona detenida que ya está en libertad. Dentro, mantuvo seis reuniones que acabaron con muchas promesas y pocas realidades.

    CCOO, con su secretario general al frente, se ha concentrado esta mañana frente al Congreso de los Diputados para exigir que se garantice la actividad en las plantas las plantas que Alcoa pretende cerrar en Avilés y A Coruña. Varios centenares de trabajadores llegaron a primera hora a la capital procedentes de Asturias y de Galicia para exigir soluciones y recordar al Gobierno que los acuerdos no son papel mojado. Allí se encontraron con representantes de En Marea, Unidos Podemos y En Comú Podem.

    En declaraciones a los medios de comunicación, Unai Sordo recordó que el tiempo se agota y que el plazo expira en junio. Ese mes, más de cuatrocientas personas perderán su empleo si no se garantiza la llegada de un nuevo socio inversor que se haga con el control de las instalaciones. “El Gobierno no se puede amparar en el fin de la legislatura para no tomar medidas”, aseguró. Añadió que el Ejecutivo tiene que ser más ambicioso y rebajar el precio de la energía a los grandes consumidores, porque “hay muchos puestos de trabajo en juego y muchas comarcas que depende la solución que se de a Alcoa”.

    Lamentablemente, la protesta a las puertas del Congreso tuvo momentos de mucha tensión. Cuando los manifestantes reclamaron ocupar el espacio que les había autorizado la Delegación del Gobierno para celebrar la concentración, comenzaron los altercados. La policía derribó a quienes estaban en la cabecera. El secretario general de CCOO de Industria acabó en el suelo y a punto estuvo de ser detenido. Un trabajador de A Coruña no corrió la misma suerte. Se lo llevaron a comisaría y allí permaneció retenido durante un par de horas. El sindicato condena lo ocurrido y recuerda que eran obreros y no delincuentes quienes se concentraron esta mañana frente al Congreso. Solo exigían a los gobernantes presente y futuro para ellos y para sus familias.

    Mientras esto ocurría en el exterior del Congreso, en el interior una delegación de CCOO y del resto de sindicatos mantenía seis reuniones seguidas. El secretario general de Industria aseguró que el consejo de ministros aprobará mañana 91 millones para la compensación de emisiones. A CCOO la partida le pareció escasa y exigió que no se pongan parches. Recordó a Raúl Blanco que el Estatuto de Consumidores Electrointensivos debe recoger medidas suficientes para que la industria sea competitiva y reclamó a los grupos parlamentarios menos promesas y más soluciones para evitar que en el mes de junio cuatrocientas personas pierdan su empleo.

    Campaña Riders

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.