Campaña Riders


Crece la ocupación pero se estanca el problema del desempleo en Madrid

    02/04/2019.
    Temas
    Evolución desempleo marzo

    Evolución desempleo marzo

    El mes de marzo no ha conseguido corregir el rumbo de los dos meses anteriores y ha cerrado con una reducción del paro de tan solo 475 personas, lo que sitúa el paro final registrado en 353.737 desempleados. Mientras que en el conjunto del Estado el paro se reduce este mes un 1,03% en Madrid solo lo hace un 0,13%, lo que supone uno de los peores resultados en una comunidad autónoma este mes, solo por detrás de Canarias y Ceuta. En cambio, ha seguido creciendo la afiliación a la Seguridad Social, un dato positivo, ensombrecido por la mala calidad de los contratos celebrados.

    El paro registrado se ha mantenido estancado en este mes de marzo después del mal resultado de enero y febrero. Y no es el único síntoma preocupante. La economía madrileña no es capaz de reducir la cifra de personas desempleadas al ritmo que se necesita y el descenso interanual del paro (que informa mejor de la tendencia en desempleo sin verse tan afectado por elementos estacionales) también da signos de agotamiento. La reducción de 26.314 personas desempleadas en los últimos doce meses es el peor dato desde 2015.

    El paro registrado se situó al terminar marzo en 353.737 personas. De ellas, 205.841 son mujeres, frente a 147.896 hombres, con lo que de nuevo el peso de las mujeres entre las personas en paro registrado crece ligeramente. Son mujeres el 58,2% de las personas inscritas en paro.

    El mal comportamiento del paro este mes se debe sobre todo a la incorporación como nuevos demandantes de personas sin empleo anterior, por lo que el desempleo ha crecido entre los menores de 25 años. También se ha incrementado entre los inmigrantes (309 parados más) mientras que el grupo de hombres mayores de 25 años son lo que salen con mejor resultado en este mes de marzo.

    El dato positivo de este mes es que el paro se redujo, aunque poco, en todos los sectores, salvo la agricultura y los parados sin empleo anterior. Porcentualmente, donde más se ha reducido ha sido en el sector de construcción y la industria (en torno a un 1%) mientras que en los servicios, con 521 parados menos, se reduce el paro un 0,19%.

    También es positivo que la actividad sigue creciendo en Madrid, situando el número de afiliados a la Seguridad social en 3.209.223 personas, 17.168 personas más que el mes anterior. La afiliación ha crecido en todo el país y de nuevo hay que destacar que en Madrid se ha incrementado este mes de marzo menos que en el conjunto del estado (+0,54% frente a un crecimiento en España del 0,82%).

    Aunque hay que celebrar el incremento de la ocupación, los datos de contratación evidencian que, de nuevo, esta ocupación se asienta sobre la precariedad del mercado laboral. En marzo se firmaron 217.700 contratos, una cifra superior a la del mes anterior, y superior a la del mismo mes del año pasado. Es decir, una elevadísima cifra de contratación que se debe fundamentalmente a la firma de muchos contratos temporales y de escasa duración. Fueron temporales en marzo 177.102 contratos, el (81,4% de los contratos firmados), mientras que solo fueron indefinidos 40.598 contratos (el 18,6%). CCOO denuncia además la corta duración de esos contratos (más de la mitad de los de duración conocida no llegan a los quince días) y la elevada rotación en el empleo. Como recientemente se ha señalado en un estudio del sindicato, en Madrid son necesarios 5,2 contratos para sostener un empleo temporal y, lo que resulta aún más llamativo, 1,9 contratos para mantener un indefinido, ya que la mitad de los contratos indefinidos no llegar al año.

    Respecto a la protección por desempleo, cobraron algún tipo de prestación en Madrid 171.549 madrileños y madrileñas, lo que sitúa la tasa de cobertura en el 51,9%. Esto teniendo en cuenta los demandantes no ocupados o sin empleo anterior, que no se contemplan en el cálculo de esta tasa, sitúan en más de la mitad el porcentaje de parados y paradas madrileñas que no reciben prestación alguna. Además, de los que han cobrado alguna prestación en marzo, tan solo el 60% percibió una prestación contributiva (cuantía media de 854 euros). El resto recibió una prestación no contributiva de poco más de 400 euros. Por otro lado, la desprotección afecta más a las mujeres (con tasa de cobertura 47,9%) que a los hombres (cobertura del 57,3%).

    CCOO considera que los datos de este mes y de todo el primer trimestre de 2019 son una fuerte llamada de atención para centrar los esfuerzos de los gobiernos regionales y municipales y los agentes sociales en los problemas del empleo en Madrid. Es necesario generar más empleo para reducir las cifras de paro, generar empleo de mayor calidad para acabar con el subempleo y la pobreza laboral que afecta a muchos madrileños, incluso teniendo un empleo, y garantizar un crecimiento duradero consiguiendo un empleo estable y no vulnerable a nuevos ciclos de crisis.

    Todo esto es necesario abordarlo desde una amplia perspectiva de género puesto que las mujeres salen en peor situación que los hombres en todos los indicadores (paro, protección por desempleo y calidad en la contratación).

    Madrid es una de las comunidades más ricas del Estado y cuenta con suficientes recursos para abordar todos estos problemas y acabar con la desprotección y el riesgo de pobreza que generan el paro y la precariedad en nuestra región.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.