Campaña Riders


CCOO exige responsabilidades a la Consejería de Política Social ante lo ocurrido en la Residencia de “Los Nogales”

  • El sindicato viene denunciando reiteradamente la escasa implicación de la Administración en su papel de supervisor y garante de estos centros
  • CCOO celebra la investigación abierta por la Fiscalía de Madrid y se muestra dispuesto a colaborar si fuera necesario

11/04/2019.

El sindicato CCOO considera “deleznables” y condena “sin paliativos” los hechos ocurridos en la Residencia Los Nogales del barrio madrileño de Hortaleza por los supuestos malos tratos infligidos a alguno de los ancianos y ancianas ingresados en el centro. Aplaude la investigación abierta por la Fiscalía de Madrid para esclarecer lo sucedido y buscar responsables y ofrece su colaboración en dicha investigación si fuera necesario. A juicio de CCOO, debe ser investigada el papel ejercido por la Consejería de Política Social y Familia puesto que es la Administración Autonómica la máxima supervisora y garante de los derechos de las personas residentes y de la atención que prestan, en este caso una empresa con la que, además, la Comunidad de Madrid tiene plazas concertadas. La Consejería de Política Social y Familia es la “máxima responsable” de lo ocurrido, a juicio del sindicato, porque ha hecho dejación de sus funciones por que es la supervisora máxima y garante de los derechos de las personas allí ingresadas.

CCOO ha denunciado reiteradamente el incumplimiento de las actuaciones inspectoras y de control de estos centros, competencias que son responsabilidad de la Comunidad de Madrid. La organización y el funcionamiento de la residencia depende de la Dirección del centro, en este caso, de la empresa, pero la Consejería de Política Social y Familia tiene la obligación de aplicar la normativa vigente en esta materia, entre otras, la Ley 11/2002 de 18 de diciembre de ordenación de la actividad de los Centros y Servicios de Acción Social y de mejora de la calidad en la prestación de los Servicios Sociales, garantizando los derechos recogidos y desarrollando las medidas inspectoras establecidas en la misma. Para CCOO, otro de los principales incumplimientos de la Administración Autonómica en este ámbito, es lo referido a la “existencia de dotación de personal suficiente y cualificado”, tal y como recoge el artículo 17 de dicha norma.

El último caso denunciado por delegados y delegadas de CCOO fue en enero de 2019, en el Centro Reina Sofía de Alzheimer de la Comunidad de Madrid. En aquella ocasión trabajadores y familiares denunciaron públicamente la falta de medios y el abandono que sufrían los ancianos. La Consejería de Sanidad se limitó a remitir el caso a la Dirección del centro. Un centro público de gestión privada en el que viven 156 enfermos de Alzheimer como internos y al que acuden otros 40 al centro de día.

La denuncia incidía en la faltan de material: esponjas, toallas, sábanas, guantes y hasta pañales. También denunciaron la presencia de cucarachas, hormigas y otros insectos y, en general, una “falta de higiene total”. Denuncias que se trasladaron a los juzgados y la Inspección de Trabajo, porque dicen, faltan recursos pero también sufren carencia de personal. Tras esta denuncia algunas de las trabajadoras fueron despedidas.

CCOO reitera, una vez más, su exigencia de dignificar el sector de los cuidados y en especial, de la atención residencial mediante una profunda revisión del modelo y el reforzamiento de los recursos profesionales y económicos. Este nuevo modelo debe ser una apuesta desde lo público, potenciando, igualmente, los instrumentos de inspección y control por parte de la Administración autonómica. Este proceso, en opinión del sindicato, debe ser negociado con los agentes sociales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.