Comisiones Obreras de Madrid | 17 de septiembre de 2019

Orgullo 2019


“La sociedad madrileña no quiere extrema derecha”

    Así lo ha recordado Jaime Cedrún en una asamblea celebrada este jueves en el auditorio Marcelino Camacho, en la que también ha participado Unai Sordo

    20/06/2019.
    Asamblea general de CCOO Madrid

    Asamblea general de CCOO Madrid

    CCOO ha celebrado este jueves una asamblea de delegados y delegadas en el auditorio Marcelino Camacho, con la que se buscaba analizar la situación actual y recordar las propuestas sindicales a los partidos políticos después de las últimas convocatorias electorales.

    Una cita necesaria también –como ha señalado la secretaria de Organización de CCOO de Madrid, Paloma Vega- de cara a la defensa de los derechos de ciudadanía en los próximos meses.

    En su intervención, el secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, ha criticado el “mercadeo” político que se está viviendo, ese “cambalache vergonzoso” en el que parece que lo importante es conseguir el poder. Como ejemplo, el Ayuntamiento de Madrid, a cuyo nuevo alcalde ha lanzado un mensaje para que “no toque Madrid Central” y para que convoque las mesas de diálogo social porque hay retos en materia e igualdad a los que hay que dar respuesta.

    En cuanto a la Comunidad de Madrid, Cedrún considera que debe gobernar la formación que ha ganado las elecciones con un acuerdo de gobierno “lo más amplio posible” con el objetivo fundamental de que en la región no haya ninguna persona pobre. “Necesitamos un gobierno serio, capaz y riguroso”, ha reclamado el secretario general de CCOO de Madrid, que tiene claro que la ciudadanía madrileña “no quiere extrema derecha” y que si la misma llega a las instituciones es porque el PP y Ciudadanos lo permiten.

    Otro de los retos es que se cumplan los compromisos del Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva para que no haya ningún salario en convenio por debajo de los mil euros mensuales, así como que se tomen medidas contra la precariedad y la siniestralidad laboral, y contra la desigualdad social. Cedrún ha pedido a la nueva patronal madrileña que “cambie el chip” y se deje de reformas laborales y rebajas de impuestos, porque si siguen por el mismo camino “tendremos conflicto”. En cualquier caso, tras las vacaciones será necesario que la clase trabajadora se movilice de forma “potente”. “Nos va a tocar jugar y jugaremos con fuerza”, ha aseverado Cedrún.

    En clave interna, ha felicitado al activo del sindicato por los resultados en las elecciones sindicales, que CCOO sigue ganando, y por el crecimiento de la afiliación, que sigue aumentando, recuperando así el sindicato su “reputación social”. “Esta es nuestra fuerza”, ha valorado el responsable sindical, que en el día internacional de las personas refugiadas ha reiterado el compromiso de CCOO con quienes tienen que dejar sus lugares de origen, así como con el colectivo LGTBI y con la lucha por la igualdad de las mujeres. En este sentido, ha denunciado las primeras medidas políticas que ponen la misma en cuestión.

    Programa de gobierno “progresista” en España

    Por su parte, el secretario general de la Confederación Sindical de CCOO, Unai Sordo, ha explicado que la próxima semana habrá una reunión con el PSOE, partido ganador de las últimas elecciones, en la que se le va a pedir que haga “una lectura adecuada” de los resultados, que ofrecen un mensaje claro de que la suma de los partidos de derecha no puede gobernar en España.

    Para que no haya “equívocos”, Sordo ha explicado cuál es la posición de CCOO, que quiere un gobierno “estable” que lleve a cabo un “programa progresista” a partir de un acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos. Si hay un gobierno de coalición entre estas formaciones “tampoco pasa nada”, ha afirmado el secretario general de CCOO frente a los intentos de “demonizar” esta opción.

    Sea cual sea, CCOO va a ser “muy exigente” con el nuevo ejecutivo, al que se le va a demandar medidas en defensa del modelo social español y que se corrijan reformas como la laboral, de forma que se equilibren las relaciones laborales en nuestro país. El sindicato quiere también que se derogue la reforma del sistema de pensiones del año 2013 y que se regulen las nuevas realidades empresariales fruto de la llamada “economía de plataforma”. Sordo ha pedido medidas fiscales para que las rentas más altas, y no solo los multimillonarios y multimillonarias, paguen más impuestos, criticando la “demagogia” que hace la derecha con la bajada de impuestos.

    Por último, el responsable sindical ha señalado que como agente social que es y con la fuerza que le dan sus casi un millón de personas afiliadas y sus 95.000 delegados y delegadas, CCOO debe jugar su papel en las cuestiones sociolaborales, siendo conscientes de que el sindicato es un agente “insustituible”, pero también de que su fuerza depende de la gente que tiene detrás.

    Poco después los acordes de la Internacional ponían fin a la asamblea celebrada este jueves en el auditorio Marcelino Camacho.

    Campaña Riders

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.