Comisiones Obreras de Madrid | 28 de enero de 2020

App prevención


Los resultados del informe PISA en Madrid suponen un varapalo a las políticas educativas del PP

    03/12/2019.

    El informe PISA 2018 es el primero que evalúa la LOMCE con respecto al alumnado de 15 años y al impacto de los recortes. Los resultados expresan una bajada que triplica la global de España y no cumplen con las expectativas que tenía el Gobierno regional, que había dado mucha importancia al informe, por lo que los datos publicados constituyen un varapalo a sus políticas educativas.

    Dada la magnitud del informe y de su importancia e impacto, CCOO ha querido destacar, a la espera de un análisis más profundo, algunos datos importantes de los revelados por el informe:

    1. El alumnado evaluado en 2018 formaba parte de la primera promoción que cursó la ESO siguiendo el currículo de esta ley educativa.

    En la Comunidad de Madrid, los resultados del Informe PISA 2018 son inferiores a los de 2015 (503 en Matemáticas y 516 en Ciencias). En concreto, han descendido 17 puntos en Matemáticas (503) y 29 puntos en Ciencias (487). De estas cifras puede inferirse con claridad que PISA no avala los cambios introducidos por la LOMCE para el alumnado de 15 años (sujeto del estudio), que en 2018 cursaba ESO o FP Básica. Son, de hecho, una valoración insatisfactoria de la LOMCE en sus opciones-itinerarios de Matemáticas y Ciencias.

    2. Para el caso de Ciencias en concreto, habrá que analizar los datos con detenimiento, pero hay un hecho claro: que la asignatura de Ciencias se imparta –en más del 40% de los IES de Madrid- a muchos de sus alumnos en inglés puede estar detrás de esta fuerte bajada: 29 puntos, el triple que la media de España. Estos resultados nos orientan a una línea de trabajo y profundización.

    3. Este es el Informe PISA de la crisis y de los recortes en educación, pues el alumnado que en mayo de 2018 tenía 15 años entró en 1º de Primaria en el curso 2009/2010. Se trata, por tanto, de la promoción de la crisis económica, la que ha sufrido en los centros públicos los recortes de profesorado, de programas de apoyo y de atención a la diversidad, de becas, etc. No hay duda de que esta situación ha afectado a los resultados del estudio y habrá que determinaren qué medida.

    En 2014 se gastaron 9.106 millones de euros menos que en 2009 -un 17%- en gasto público educativo. En 2017, con medio millón de escolares más, se gastaron 4.437 millones de euros menos que en 2009. En Madrid este recorte aún alcanza los 1.000 millones menos que al inicio de la crisis. Esta reducción castigó especialmente a nuestra región, pues fue la comunidad en la que los recortes fueron más grandes y la que se mantiene aún a la cola del gasto en educación entre todas las comunidades autónomas.

    Así, en su edición de 2108, los directores del 49% de los centros españoles con mayor proporción de alumnado en desventaja social se quejaban de la falta de profesorado, frente al 34% del total de la OCDE. Son los efectos de una crisis que ha generado una sociedad más desigual, con una peor distribución de la riqueza. En el caso de Madrid esta situación se da con mayor intensidad.

    Junto a las inversiones, los programas de apoyo y atención a la diversidad han sido los más afectados por la reducción de gasto. Esta reducción castiga especialmente a los centros públicos que, en términos relativos, tienen más alumnado en estos programas. Es decir, la educación muestra una fuerte inercia que preserva su equidad, pero su deterioro, de no detenerse ya, también tendrá efectos profundos.

    4. Los resultados del alumnado de centros de diferente titularidad son prácticamente los mismos, una vez descontado el efecto que sobre los resultados suponen el entorno socioeconómico y cultural del alumno (medido por el ISEC: Índice Socioeconómico y Cultural) y de su familia, de un lado, y -en menor medida- del centro, de otro lado. En las páginas 112 y 113 se afirma: "Finalmente, si se tienen en cuenta el ISEC de los estudiantes y el de los centros educativos, se puede ver que en algunos casos las puntuaciones medias estimadas de los estudiantes de centros públicos son más altas que las de los estudiantes de los centros privados, aun-que las diferencias de rendimiento estimadas no son estadísticamente significativas ni en España, ni en ninguna de las comunidades y ciudades autónomas." Es decir, descontando el efecto del contexto del alumnado y centro, no hay diferencias de resultados entre públicos y privados, concertados o no. De hecho, en la media de la OCDE y de España, los resultados de los centros públicos son (y han venido siendo en pruebas PISA anteriores) ligeramente más altas que las de los privados, descontados el ISEC, diferencia que no es significativa.

    5. La segunda semana de mayo de 2018, cuando el alumnado madrileño hizo la prueba, tenía también las pruebas finales de las materias de 3º de ESO y pendientes de cursos anteriores, que se anticipaban a mediados de mayo, ya que la convocatoria extraordinaria había migrado de septiembre a mediados de junio. ¿Ha afectado esta coincidencia de pruebas a los resultados PISA?

    CCOO considera que Enrique Ossorio, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid en 2015, ha tenido una reacción muy diferente de la que tuvo entonces. Ha negado la mayor y ha impugnando todo el informe PISA tras pedir, sin éxito, la anulación de toda las pruebas. La OCDE tuvo precaución de anticipar, hace un par de semanas, que no publicaría, de momento, los resultados de España correspondientes a Lectura por considerar que ciertos problemas en los datos de la prueba podrían restar rigor a los resultados. Estos problemas afectaban a alrededor de un 5% de los alumnos de toda España, una proporción muy pequeña de los estudiantes, algo que se ha observado sobre todo en determinados centros educativos de algunas zonas, entre ellas algunos centros de Madrid.

    El sindicato entiende que esta prevención de la OCDE es la excusa que ha querido encontrar la Consejería para justificar unos resultados que no cumplen con las expectativas del Gobierno regional. Pero con ello, lejos de menoscabar a la OCDE, se está desacreditando la propia Consejería, incapaz de sacar provecho de una evaluación que sólo entiende como una clasificación que le vale, si está ocupando los primeros puestos, para instrumentalizarla como forma de legitimar sus políticas.

    Desde CCOO se critica esta actitud como irresponsable e irracional. "No es nuevo y no debería sorprendernos, pero sigue sorprendiéndonos porque se trata nada menos que del futuro de nuestras niñas y de nuestros niños", afirma Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid. Según ella el Gobierno de Madrid debe analizar los resultados, buscar las causas y hacer los cambios que sean necesarios, entre los que se encuentran de forma prioritaria revertir los recortes o analizar que ocurre con los aprendizajes que se realizan en una lengua que no es la materna."Y eso debe hacerlo escuchando y buscando consensos, en el marco de nuestro consenso constitucional y no fuera de él como ha empezado a hacer", concluye Isabel Galvín.

    Campaña información cáncer laboral

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.