Hay que concienciar a la clase trabajadora

    Julio Embid, analista político y jefe del Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón, analizó la conciencia de clase hoy en día y la desmenuzó en datos. Paula Guisande, secretaria de Políticas del Conocimiento y Juventud de CCOO de Madrid fue la encargada de presentarle. Guisande destacó la importancia de esta ponencia en un año cargado de citas electorales.

    17/09/2015.
    Escuela de Verano de CCOO Madrid 2015, Alcalá de Henares

    Escuela de Verano de CCOO Madrid 2015, Alcalá de Henares

    Recordó Embid que según el Centro de Investigaciones Sociológicas, un 24,6 por ciento de la clase trabajadora se identifica con la derecha o centro derecha; un 39 por ciento se identifica con la izquierda o centro izquierda y un 38,6 por ciento, que no es calificable, se considera apolítica o nacionalista.

    Según los datos presentados por Embid, la clase alta es la que más habla de política y la clase trabajadora de temas menos trascendentes (deportes, prensa rosa, televisión...)

    Respecto a las preocupaciones, el paro es la prioridad de la clase trabajadora, mientras que la corrupción y el fraude es lo que más preocupa a la clase alta.

    Respecto al “índice de antipatía” manifestado, el PP e IU son los partidos más antipáticos; sin embargo, el PSOE y Ciudadanos son más simpáticos para la mayoría de la ciudadanía.

    Pero, para la clase trabajadora, el PP y Ciudadanos son los más antipáticos, e IU es el partido más transversal al que igualmente le votan personas de clase media y alta que de clase trabajadora.

    Los obreros cualificados votan más a PSOE y Podemos. Los obreros no cualificados dividen su voto entre el voto de antipatía, PSOE y Podemos. Además, los obreros no cualificados votan poco, hablan menos de política, ven más televisión y apenas leen.

    Después de los datos expuestos por este licenciado en Ciencias Políticas y en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, Embid expuso los objetivos que el sindicato de clase debe alcanzar, que no es otro que el de “concienciar la clase trabajadora para que vaya a votar”.

    El analista político cerró su intervención hablando del sentimiento de felicidad, y señaló que las personas de derechas son más felices que las de izquierdas, y aunque algunos digan que “el dinero no hace la felicidad”, ayuda.

    Campaña Riders

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.