Comisiones Obreras de Madrid | 13 de julio de 2020

Lo primero es proteger la salud y la seguridad de las plantillas

  • Ante el Estado de Alarma que ha decretado el Gobierno

17/03/2020.

En aquellas empresas industriales donde no se cumplan los protocolos de seguridad que eviten la propagación del coronavirus entre las plantillas, CCOO de Industria denunciará la situación ante la Inspección de Trabajo. Será la autoridad laboral la que determine si paraliza la actividad y envía al personal a casa, porque entiende que no pueden seguir trabajando en esas condiciones. El sindicato afronta la crisis sanitaria que provocó el coronavirus teniendo claro que lo prioritario es proteger la salud y que hay empresas que prestan servicios esenciales que no pueden cesar su actividad.

CCOO de Industria está recabando información entre sus secciones sindicales para determinar en qué situación se encuentran las empresas de sus sectores después de que se decretase el Estado de Alarma. En el primer día laborable tras la decisión del Gobierno, el consumo eléctrico cayó un 16% y son muchas las empresas que están planteando despidos y expedientes temporales de regulación de empleo. Los constructores de la industria del auto decidieron cesar su actividad industrial e irán enviado a casa a sus trabajadores y trabajadoras. Es de esperar que continúen el mismo camino los fabricantes de componentes de automoción.


Para CCOO, las empresas deben estar operativas siempre y cuando se extremen las medidas de seguridad y se garantice que se cumplen los protocolos que se pactaron con la representación legal de los trabajadores y trabajadoras. Cuando la salud y la seguridad laboral de las plantillas esté en cuestión, CCOO de Industria pondrá el caso en conocimiento de la Inspección de Trabajo, para que sea la autoridad laboral la que decida si el centro debe permanecer abierto.


CCOO considera que son estratégicas, tanto las empresas que prestan servicios esenciales para la ciudadanía (energía, farmacéuticas, hidrocarburos, agroalimentarias…), como las que realizan el mantenimiento de estos sectores (telecomunicaciones, elevación, instalaciones…). En todas ellas debe extremarse la aplicación y el seguimiento de las medidas preventivas para garantizar la salud de las plantillas, con el fin de que no cese la actividad.
CCOO de Industria reclama al Gobierno central y a los autonómicos que se pongan en marcha todas las facilidades para que las empresas se mantengan operativas, garantizando la salud de sus trabajadores y trabajadoras. El control debe ser exhaustivo para que no se cometa ninguna tropelía en un momento muy delicado. El sindicato se teme que medidas tomadas a la carrera y con poca visión de futuro, puedan poner en peligro la actividad industrial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.