Comisiones Obreras de Madrid | 13 de julio de 2020

La crisis sanitaria no consigue interrumpir los recortes de la Consejería de Educación madrileña

    20/05/2020.

    CCOO denuncia que la Administración madrileña no solo no ha tenido en cuenta la necesaria adecuación e incremento de los espacios ante la pandemia por COVID-19, sino que ha vuelto a aprovechar la situación, como en 2011, para quitar recursos educativos.

    El Gobierno regional anunció ayer que en el proceso de admisión del curso 2020-2021 se ofertarán 175.000 plazas escolares, una cifra que para CCOO refleja la firmeza de la Consejería de Educación en la ejecución de su plan de recortes en la escuela pública en la Comunidad de Madrid, zona 0 de la crisis sanitaria nacional.

    La secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, Isabel Galvín, ha adelantado que los datos contrastados hasta ahora por el sindicato hablarían ya de la supresión de 110 unidades escolares, aunque probablemente se trate de más. “La gravedad de los recortes es especialmente grave y evidente en lugares como Madrid capital, donde hay una gran demanda de escuela pública, con muchos barrios expectantes de que concluya la interminable construcción por fases de sus centros”, ha explicado Galvín, que además ha añadido los ejemplos de Getafe, “una ciudad que ya había sufrido enormes recortes, sobre todo en Educación Infantil, y que sigue esperando impotente a que se terminen de construir los centros demandados”; o de la zona norte, “donde hay muchas localidades con ratios muy altas de alumnos por aula y una fortísima demanda de plazas de enseñanza pública”.

    Con la crisis económica la escuela pública comenzó a sufrir duros recortes, sobre todo en Infantil y en Secundaria, y no parece que con la crisis sanitaria se vaya a revertir esa situación, más bien al contrario. Es la tendencia que Isabel Galvín ha querido argumentar con datos: “Desde 2011, en comparación con la enseñanza pública la privada ha triplicado el crecimiento en Infantil; ha crecido el 10% más en Primaria y mientras no paraba de disminuir la oferta en la ESO pública, en la privada crecía por encima del 32%”.

    Con estas cifras en la mano y teniendo en cuenta la excepcional situación que sufre la Comunidad de Madrid, zona 0 de la crisis sanitaria por el COVID-19, el sindicato juzga intolerable la oferta de plazas escolares del Gobierno regional. Tanto es así que la distancia mínima de 2 metros de distancia implicaría reducir a la mitad el número de alumnos (entre 10 y 15) de la mayoría de las aulas. Bastantes de los espacios, de hecho, solo podrían acoger a un máximo de 10 alumnos y alumnas.

    Para el sindicato, por tanto, constituye un hecho objetivo que se necesitan más unidades, más espacio y nueva construcción de centros educativos. Además, se valora que el Gobierno del PP está aprovechando la pandemia para aplicar más recortes a la enseñanza pública madrileña. “Por ahora, por lo que nos confirman los equipos directivos, el plan de recortes se afianza al calor de la crisis sanitaria, que hace mucho más vulnerable a la escuela pública, la gran maltratada durante la crisis económica”.

    Para frenar que de nuevo sea la enseñanza pública la que pague los platos rotos -concluye Galvín- CCOO presentará reclamaciones centro a centro y caso a caso, con los que exigirá a la Administración la reversión de los recortes. En caso contrario, ha concluido Isabel Galvín, “convocaremos a entidades y organizaciones educativas, además de a la comunidad educativa, a constituir una mesa la sociedad civil por la reconstrucción educativa de la Comunidad de Madrid”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.