Comisiones Obreras de Madrid | 9 de julio de 2020

Cedrún pide a Ayuso que deje de ser “el ariete del PP contra el Gobierno” y se siente a dialogar

  • Las concentraciones #VamosASalir, celebradas este sábado en 53 ciudades españolas, reivindican pactos políticos e institucionales para la reconstrucción del país en un ambiente de estabilidad y concordia y no de crispación

En el madrileño paseo de la Castellana no se escuchó ruido de cacerolas ni se reivindicaron privilegios. La gente estaba allí en defensa de los servicios públicos, la mejor garantía para ejercer los derechos en igualdad y que nadie se quede atrás

28/06/2020.
Jaime Cedrún en la concentración "Vamos a salir", en Madrid

Jaime Cedrún en la concentración "Vamos a salir", en Madrid

Bajo el lema “Vamos a salir”, la ciudadanía española, convocada por las centrales sindicales de CCOO y UGT y personalidades del mundo de la ciencia y la cultura, se concentró este sábado, 27 de junio, en las calles de 53 ciudades para exigir que se cierre el paso a la crispación política e institucional y se abra el camino a pactos que permitan la reconstrucción social y económica del país en un ambiente de estabilidad y concordia.

“Necesitamos sentarnos a dialogar, a negociar y conseguir pactos para corregir los defectos del sistema que la pandemia ha dejado al descubierto, especialmente en Madrid, la comunidad donde el coronavirus ha golpeado con mayor dureza, con casi 72.000 casos diagnosticados y 8.420 fallecidos a día de hoy”, subrayó el secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, que acusa al ejecutivo de Díaz Ayuso de haberse convertido en “el ariete del PP” contra el gobierno central mientras se olvida de resolver los graves problemas que afectan a la región y comprometen su futuro. No puede ser casualidad que la comunidad española que ha sufrido más recortes en sanidad y donde la mercantilización preside el sector de los cuidados haya sido también la más golpeada durante la pandemia.

Ayer por la tarde, en el madrileño paseo de la Castellana no se escuchó ruido de cacerolas ni se reivindicaron privilegios. La gente estaba allí en defensa de los servicios públicos, la mejor garantía para ejercer los derechos en igualdad y que nadie se quede atrás.

Más Estado y más protección

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, resumió el triple mensaje de las concentraciones de ayer. En primer lugar, el apoyo de la gran mayoría de la población al papel de los servicios sanitarios y de todo el sector público, “que ha sido determinante para proteger a la población española en los momentos más difíciles que hemos conocido”. En segundo lugar, “emplazar a las fuerzas políticas , económicas y sociales para llegar a acuerdos de reconstrucción social de España, porque la crisis va a afectar de forma muy dura a nuestro país y tenemos que tratar que sea lo más corta posible”. Y, por último, “una llamada a bajar la tensión, la crispación y la polarización política”. En definitiva, insistió, “necesitamos más Estado, más servicios públicos y más protección”.

“Esta vez las cosas no pueden hacerse mal, no podemos salir de esta crisis con más pobreza y más desigualdad como ocurrió en 2008”, señaló durante su intervención Alicia Durán, investigadora del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), quien advirtió que “la temporalidad laboral es un virus y la vacuna la tiene el gobierno”.

Claudia Reigosa, portavoz del Consejo de la Juventud de España, recordó que las personas jóvenes constituyen ahora el colectivo con mayor riesgo de pobreza y denunció que la precariedad laboral, la incertidumbre, la falta de expectativas de futuro y la imposibilidad de emanciparse está dañando su salud: una de cada dos personas jóvenes sufre algún tipo de patología mental.

El sentir de los asistentes a la concentración en Madrid la expresó con rotundidad Montse Pérez Garrote, una enfermera madrileña: “Nosotros no necesitamos cacerolas para manifestarnos. El gobierno necesita fuerza para reconstruir el país y se la tenemos que dar la ciudadanía. Con otro gobierno estaríamos lampando. En Madrid, como hemos comprobado, los servicios públicos están en peligro y tenemos que defenderlos”.

Aplausos y silencio

A la concentración en Madrid, en la que intervinieron líderes sindicales del sector de la sanidad, la seguridad, la ciencia y la juventud, además de los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo, Jaime Cedrún, Pepe Álvarez y Luis Miguel López Reillo, respectivamente, asistieron representantes del PSOE, Más Madrid, IU, Podemos y Equo.

El acto finalizó con aplausos al esfuerzo de los trabajadores y trabajadoras de los servicios públicos esenciales y un minuto de silencio por todas las víctimas de la pandemia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.