Comisiones Obreras de Madrid | 20 de octubre de 2020

Sacyrsocial rentabiliza la crisis del COVID-19 recortando salarios al personal de Ayuda a Domicilio en Madrid

    Todo ello a pesar de que el Ayuntamiento ha abonado íntegramente el contrato a la empresa. CCOO de Construcción y Servicios de Madrid se ha reunido con el Consistorio, que se ha comprometido a retener el aval del contrato si Sacyrsocial no solventa el problema

    16/07/2020.

    La empresa Sacysocial ha rentabilizado la crisis del coronavirus a base de recortar el salario a sus empleadas del servicio esencial de la Ayuda a Domicilio en Madrid, y lo ha hecho a pesar de que el Ayuntamiento le ha abonado el servicio íntegramente.

    Para tan importante cometido, declarado como esencial durante la pandemia, la empresa, que ha gestionado el lote 2, ha empleado a cerca de 3.200 personas. A pesar de las irregularidades en el servicio que se dieron por la declaración del estado de alarma, el Ayuntamiento de Madrid abonó el contrato íntegramente, por lo que el empleo debería haber quedado asegurado.

    Muchas auxiliares de Ayuda a Domicilio siguieron realizando su esencial labor social con profesionalidad y con escasos medios de protección ante una población de riesgo como es la población mayor. Por el contrario, la empresa, durante la pandemia y hasta que finalizo el contrato, ha venido efectuando prácticas irregulares para descontar horas de trabajo a la plantilla, descuentos que en algunos casos ascienden hasta los 700 euros en unos salarios ya de por sí bajos al no realizar la mayoría del personal jornadas completas.

    CCOO de Construcción y Servicios de Madrid denunció la situación ante la Inspección de Trabajo y ésta le dio la razón, entre otras razones porque Sacysocial obligaba a las trabajadoras a coger días forzosos de vacaciones, aunque seguía cobrando el servicio íntegramente por parte de la Ayuntamiento.

    Práctica ilegal y deleznable

    Ahora al acabar el contrato y liquidar los recibos salariales, las 3.200 personas que componían la plantilla ven como han menguado sus nóminas en concepto de regulación horaria y temen verse obligadas a ir al juzgado para reclamar su salario.

    La empresa Sacyrsocial ha decidido rentabilizar su contrato a costa de sus trabajadoras y en contra de los criterios de la Inspección de Trabajo. Ni que decir tiene que esta práctica además de ilegal es socialmente deleznable. Las administraciones públicas deberían tomar nota de las prácticas de una empresa que actualmente gestiona el servicio de Dependencia de la Comunidad de Madrid.

    CCOO de Construcción y Servicios de Madrid se ha reunido con el Ayuntamiento, que se ha comprometido a retener el aval del contrato si Sacyrsocial no solventa el problema.

    El sindicato pondrá todo su empeño en que estas trabajadoras cobren cuanto antes su salario íntegramente, evitando en todo lo posible cualquier dilatación jurídica del proceso.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.