Comisiones Obreras de Madrid | 20 de octubre de 2020

CCOO exige unidades de coordinación sociosanitarias para la atención integral de mayores y dependientes

    17/07/2020.
    Residencia Puerta de Hierro de Madrid

    Residencia Puerta de Hierro de Madrid

    El actual modelo de atención, afirma el sindicato, ha fracasado y reclama una profunda transformación del sistema de cuidados que dignifique el sector y aporte calidad y garantías.

    La pandemia ha puesto de relieve las enormes debilidades de los mecanismos de atención y protección social en la Comunidad de Madrid, convirtiendo a las personas mayores y dependientes en las principales víctimas de una gestión irresponsable con consecuencias dramáticas. CCOO de Madrid venía denunciado desde hacía tiempo dichas debilidades, que motivaron, incluso, movilizaciones convocadas por el sindicato durante las semanas anteriores a la explosión de la crisis sanitaria.

    El sindicato denuncia que la atención residencial parte de una situación de intolerable precariedad, mermada en recursos humanos y ampliamente privatizada, con fórmulas de gestión de escaso control público y precios irrisorios que se sitúan por debajo de los 60 euros por plaza y día.

    Muertes y desamparo

    Este escenario, afirma CCOO, ha favorecido la extensión descontrolada del virus, que ha provocado el fallecimiento de miles de mayores -más de 6.000, según datos oficiales- y la exposición de las plantillas a situaciones extremas de riesgo, con jornadas agotadoras y poniendo en peligro su propia salud y la de sus familias, así como la desatención de otros tantos miles de residentes, sometidos a circunstancias de desprotección, incluso en los aspectos más básicos y vitales de subsistencia.

    El sindicato mantiene que si el sector hubiera estado regulado y las exigencias a las empresas, incluido el refuerzo de plantillas, se hubieran materializado antes de la pandemia, tal y como venía reclamando, el “nivel óptimo” en la calidad asistencial del que habla el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, habría evitado muchas muertes y el desamparo durante el pico de la crisis en las residencias madrileñas.

    Plan de choque

    Así las cosas, CCOO advierte que hay que encaminarse hacia una Estrategia Regional de Cuidados bajo el compromiso de un gran Pacto Social y abandonar el discurso y la política gestual. En este sentido, exige al gobierno regional la puesta en marcha de forma inmediata de un proceso de negociación amplio que aborde una transformación real y comprometida del modelo de cuidados, y así se lo ha trasladado al consejero Alberto Reyero.

    Otras medidas que considera imprescindibles son: un Plan de Choque en los centros de atención residencial que ponga dique de contención a posibles rebrotes; la puesta en marcha de instrumentos de coordinación sociosanitaria territorializados y descentralizados que garanticen la atención integral y continua de las personas mayores y dependientes; y una reconversión del modelo de atención residencial. Resulta insultante, señala CCOO, que la organización y funcionamiento de los centros residenciales estén regulados por normativas de finales de los años 80, sin tomar en cuenta las nuevas necesidades y perfiles de las personas residencias en pleno siglo XXI.

    Calidad del empleo y de la atención

    Pero cualquier transformación del modelo de cuidados debe pasar, de forma imprescindible, por la dignificación del sector. Esto es, replantear las fórmulas de gestión, reforzar el papel de lo público y de la gestión directa, garantizar el control y la inspección y blindar que determinados recursos y centros de atención social queden, exclusivamente, en el marco de la gestión pública. Es urgente la mejora de precios, exigir una gestión transparente y fiscalizada de las empresas adjudicatarias y concertadas y volcar todos los esfuerzos en la mejora de las condiciones salariales y laborales de las plantillas, aportando calidad al empleo como eje esencial en la calidad de la atención prestada.

    La ratio de atención debe ser revisada al alza tomando en cuenta las categorías asistenciales y no el total de la plantilla. También las necesidades de atención de los residentes deben ser evaluadas de forma permanente con el fin de adecuar el carácter e intensidad de los cuidados. En esta línea, CCOO valora positivamente las intenciones anunciadas por el consejero Reyero de obligar a las empresas adjudicatarias a ampliar plantillas y mejorar las condiciones de trabajo.

    Generadores de riqueza

    Por otra parte, CCOO subraya que los Servicios Sociales públicos, si bien tienen un fuerte componente de inversión social, también son generadores de empleo y de riqueza. Por último, insiste en la necesidad de un compromiso cierto y efectivo, abandonar los discursos y pasar a los hechos. Se requiere una inversión presupuestaria sensiblemente mayor y más estable y una gestión política transparente y fuertemente participada.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.