Comisiones Obreras de Madrid | 21 de septiembre de 2020

Madrid, con 6.339 personas desempleadas más, es la región con peores datos en julio

  • El número de personas en ERTE se ha reducido en 111.000 el último mes

04/08/2020.
Temas
En la Comunidad de Madrid hay 6.339 personas desempleadas más

En la Comunidad de Madrid hay 6.339 personas desempleadas más

Los datos de paro y afiliación de la Comunidad de Madrid en el mes de julio son muy preocupantes, porque mientras que la mayoría de las regiones mejoran sus datos en paro y afiliación, Madrid incrementa el número de personas en paro, cifra que se sitúa en 423.538 y mantiene estancada la afiliación a la Seguridad Social. Además la práctica totalidad del incremento del paro se produce entre las mujeres, mientras que el desempleo masculino se mantiene estancado.

El único dato positivo de los conocidos este martes es la reducción de personas afectadas por ERTE en 111.000, que se suman a las alrededor de 200.000 que habían finalizado la situación de suspensión en los dos meses anteriores. De manera que siguen con medidas de suspensión 235.000 personas, de ellas casi 187.000 por ERTE con causa en fuerza mayor.

Pero, mientras otras regiones han reducido tanto el número de personas en ERTE como, también, las cifras de desempleo, Madrid ha incrementado el paro en 6.339 personas, por lo que ya hay 423.538 personas en paro registrado (88.000 más que hace un año). El único sector que ha reducido el desempleo ha sido Construcción (193 personas menos en paro), mientras que Servicios, con casi 4.300 personas paradas más, y el colectivo de personas sin empleo anterior (con casi 2.000), concentran la subida del paro este mes. Además casi la totalidad del incremento recae en el desempleo femenino. Al terminar julio había en Madrid 245.747 mujeres inscritas en el desempleo frente a 177.784 hombres, y esto a pesar de que también hay más mujeres en situación de ERTE que hombres.

Respecto a la afiliación a la Seguridad Social, que también ha tenido un buen comportamiento en el conjunto del país, Madrid sigue, con 3,14 millones de cotizantes (2,6 millones en el Régimen General) en los mismo datos que hace un mes. Esto indica que, teniendo Madrid los mejores datos de creación de riqueza no es capaz de responder ante una crisis como la que se está viviendo, derivada de la situación sanitaria, con la misma capacidad que otras regiones para impulsar la actividad y la ocupación.

Los contratos firmados este mes 165.000, suponen 40.000 más que hace un mes, pero todavía casi 100.000 menos que en el mes de julio del año pasado. Y los datos de temporalidad no mejoran: el 82% de los contratos firmados son temporales.

Respecto a las personas beneficiarias de una prestación por desempleo, en el mes de junio cobraron prestaciones 572.114 personas, la mayoría fueron beneficiarias de prestación contributiva (484.150 personas), pero este incremento se debe fundamentalmente a las personas beneficiarias de ERTE (273.902). El número de éstas se ha reducido mucho en un mes (de 705.500 en mayo a poco más de 572.000 en junio por la salida de personas de los ERTES), pero el esfuerzo en gasto por prestaciones sigue siendo muy alto (más de 636 millones de euros se gastaron en prestaciones por desempleo en junio). Pero este esfuerzo se debe sobre todo a las personas beneficiarias de prestaciones por ERTE, mientras que entre las personas desempleadas el nivel de desprotección de quienes quieren trabajar y no tienen empleo ni prestación, sigue siendo muy elevado.

CCOO de Madrid cree que los datos conocidos este martes no indican una recuperación de la actividad y además reflejan otros problemas: crecimiento de la desigualdad, más brecha de género, más temporalidad y precariedad y una persistente desprotección a las personas por desempleo.

El parón de actividad derivado de las medidas sanitarias ha tenido un enorme efecto en las empresas y en el empleo. El esfuerzo de protección de los empleos realizado por el Estado a través de los ERTES ha sido enorme, lo que se refleja especialmente en el incremento en el gasto de prestación. Pero los ERTES no bastan. La Comunidad de Madrid debe poner en marcha medidas para promover el empleo de calidad e impulsar sectores de innovación, ligados al sector público, los cuidados, la industria y la digitalización, además de los cuidados. Apostar la recuperación a favorecer la construcción no solo es cortoplacista sino que es ineficaz porque es un camino ya recorrido y agotado. Los datos de paro y afiliación, que colocan a Madrid entre las peores comunidades, indican que, como ha venido denunciando el sindicato, las medidas del Gobierno regional son insuficientes y erráticas.

Los trabajadores y trabajadoras madrileñas tienen una elevada formación y Madrid tiene una gran potencialidad que debe ponerse en valor. Para ello necesita un ejecutivo que ponga en marcha una reconstrucción sobre bases sólidas, sin limitarse a crecer solo sobre precariedad y la desigualdad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.