Comisiones Obreras de Madrid | 21 de septiembre de 2020

El desempleo en Madrid retrocede a niveles de 2016 al registrar 429.798 personas en paro

    02/09/2020.
    Temas

    CCOO considera fundamental la contratación en los sectores de sanidad, educación y cuidados, no solo por el empleo que generan, sino porque son esenciales para mantener la actividad económica en los próximos meses

    Denuncia que la política económica del gobierno regional genera un empleo precario y temporal, muy vulnerable a las crisis, y exige un cambio de rumbo

    Madrid vuelve a incrementar sus cifras de paro y de nuevo lo hace en mayor medida que el conjunto del país. La región, al terminar agosto, registra 429.798 personas en paro, lo que supone 6.260 más que el mes anterior y 87.000 más que hace un año. En solo un mes el incremento ha sido del 1,48% frente al 0,79% del conjunto de España. Así las cosas, la afiliación a la Seguridad Social pierde otros 7.382 cotizantes y se sitúa en 3,13 millones de cotizantes, 54.000 menos que hace un año. La buena noticia es la reducción del número de personas trabajadoras en ERTE en casi 50.000.

    Eva Pérez, secretaria de Empleo CCOO de Madrid, señala que“no es una sorpresa que en agosto se incremente el paro en Madrid, pero no por ello los datos conocidos hoy son menos preocupantes. Evidencian que el desempleo en Madrid se incrementa y lo hace a mayor velocidad que en el conjunto del país”. Además, subraya, se produce un aumento de la brecha de género mes a mes. En agosto dos de cada tres nuevas personas en paro son mujeres, que suponen el 60% de las personas desempleadas. “El empleo en Madrid mantiene sus señas de identidad crónicas, es decir, ocupaciones precarias y temporales, que son muy vulnerables ante situaciones de crisis como la actual. Y crece la desigualdad y del riesgo de pobreza, ya que las prestaciones por desempleo siguen siendo insuficientes para atender a todas las personas en paro”, advierte.

    Los datos de contratación -119.072 contratos firmados- reflejan que se ha contratado un 30% menos que el pasado mes julio, un 40% menos que en agosto de 2019, y que el 84% de los contratos han sido temporales.

    El único dato positivo es la evolución de personas en ERTE. Aunque 176.000 personas continúan con medidas de regulación de empleo, son casi 50.000 menos que hace un mes. En torno a un tercio de las afectadas tiene ya medidas parciales y no de suspensión total y la cifra de personas en ERTE no ha dejado de bajar desde que alcanzó su cifra más alta en mayo, con 566.000 personas afectadas

    Prestaciones por desempleo

    Respecto a las prestaciones por desempleo, en el mes de julio cobraron prestación 421.734 personas en Madrid. De ellas, 206.499 fueron perceptoras de una prestación por ERTE por COVID. La cifra de beneficiarias de prestación por desempleo es inferior a la de junio (con casi 600.000 perceptoras) y, sobre todo, a la de mayo (con algo más de 700.000 personas beneficiarias), precisamente por la bajada del número de personas que cobraban por un ERTE y como resultado de la incorporación a la actividad que han realizado las empresas de trabajadores en ERTE durante junio y julio, que se ha traducido en una menor presión sobre las prestaciones.

    El dato negativo es que, excluidas las cifras de beneficiarios de ERTES COVID, las personas en situación de desempleo no han visto mejorada su cobertura. Sin contar los perceptores de COVID, los beneficiarios de prestación en Madrid en julio fueron 130.000 personas, 7.000 menos que el mes anterior. Y 4 de cada 10 son beneficiarios de una prestación por desempleo no contributiva. “Si tenemos en cuenta que los parados registrados en el mes de julio en Madrid fueron 423.000 y que la cifra se eleva a los 442.000 si hablamos de demandantes no ocupados, el resultado es que en Madrid casi 230.000 personas están paradas y sin prestación”, denuncia Eva Pérez. “La cobertura a las personas en desempleo es una de las lagunas del sistema de protección, que ha hecho un enorme esfuerzo para la atención de los afectados por COVID, pero que en un momento de enorme dificultad para buscar empleo sigue dejando a las personas en paro sin prestación”.

    Cambio de rumbo

    La dependencia de Madrid de actividades estacionales y precarias, muy vulnerables a situaciones de crisis es muy preocupante, insiste CCOO. “Es necesario que el gobierno regional ponga en marcha medidas para recuperar la economía de la región sobre nuevas bases, es decir, más industria y digitalización y menos precariedad. Y además es urgente apostar por el sector público y no solo como fuente de empleo”, reclama la portavoz sindical. “En los próximos meses, la contratación en sanidad, educación y cuidados va a ser fundamental, no solo por el empleo que generan estos sectores, sino porque son servicios esenciales para que se pueda mantener la actividad económica en meses generalmente buenos para el empleo en Madrid”.

    “La medida de los ERTES”, concluye Eva Pérez, “ha sido positiva para proteger el empleo de miles de trabajadores, pero el cambio de rumbo que necesita Madrid hacia nuevos sectores, más empleo y de mayor calidad exige del compromiso y la actuación del gobierno regional”

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.