Comisiones Obreras de Madrid | 26 de octubre de 2020

Las leyes que planteamos las mujeres son rebeldía frente al sistema

    La secretaria de las Mujeres de CCOO de Madrid, Pilar Morales, participó en las jornadas online celebradas recientemente por el Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid, del que CCOO de Madrid forma parte activa. Allí se habló sobre “Familias diversas, iguales derechos” y se expuso la necesidad de la Ley de Diversidad Familiar, anunciada por el Gobierno para esta legislatura, y donde se recogerán todos los modelos de familia existentes.

    21/09/2020.

    Sus primeras palabras fueron dirigidas hacia la presidenta de la Comunidad de Madrid a propósito de sus declaraciones vertidas sobre la liberación de los y las sindicalistas durante la pandemia. Morales afirmó que “los y las liberadas sindicales sanitarias, desde el primer momento de la pandemia se incorporaron a sus centros de trabajo, contagiándose también de la covid, como muchos y muchas de las sanitarias”. Además, añadió que “por favor, hable con respeto de la población inmigrante, venga de donde venga”.

    Pilar Morales subrayó la importancia y necesidad de las leyes, que siempre van por detrás de la sociedad. Son imprescindibles, y gracias a ellas podemos tener derechos, crear jurisprudencia, “nos dan un respaldo a nuestra rebeldía porque las leyes que planteamos las mujeres son rebeldía frente al sistema que sigue siendo capitalista”.

    Llamó la atención sobre el concepto de familia, advirtiendo que “no nos confundamos cuando decimos que muchas personas no saben lo que es la familia. Sí lo saben, pero sólo quieren un modelo de familia, para que no pueda existir esa rebeldía. Y las mujeres son las que dicen mayoritariamente “no”a ese sistema, que por otra parte, quiere tener controlada a las mujeres y a nuestro poder de reproducción”. Por ello, Pilar Morales se manifiesta “en contra de los vientres de alquiler, porque el sistema quiere controlar también la perpetuación de la especie. Los varones tienen miedo a las mujeres que no tienen miedo”. No podemos, comercializar la pobreza de las mujeres.” Nadie se puede comprar los niños que quiera sólo porque tiene dinero”.

    Las leyes buscan la equidad y corregir las desigualdades.De ahí que muchas leyes estén hechas para mujeres, porque “queremos ser iguales en derechos, en salarios, en permisos, etc.”. Las desigualdades tienen que corregirse por Ley, y “las familias monomarentales tienen que tener cubiertas sus necesidades con un salario digno y un trabajo digno”. Afirma que “no nos hacen favores, ni nos dan compensaciones, sino que reconocen un derecho a la persona que nace, a la educación, a la alimentación, al cuidado, etc.”. De ahí que las sindicalistas seamos fundamentales y “tenemos que estar en la negociación colectiva”. Argumenta que “los sindicatos no somos el ejército de Napoleón, ni los marines americanos, somos las personas que tenemos detrás y cuando voy a negociar un convenio colectivo tenemos que tener detrás a la gente, y poder negociar las cláusulas de apoyo a las personas con cargas familiares no compartidas, que son las monomarentales”.

    Por último, destacó la importancia del lenguaje inclusivo. A través de él nos hacernos visibles. El lenguaje es fundamental. No podemos olvidar el lenguaje inclusivo, con pinceladas. No podemos olvidar que la sociedad se mueve por el cuidado, por la rebeldía, por la lucha y por la aportaciónde las mujeres, fundamentalmente. Todos los colectivos claves, durante esta pandemialos esenciales, están llenos de mujeres: las enseñantes, las sanitarias, las de la limpieza, las de los supermercados, ayuda a domicilio, etc. Todas estas personas son mujeres mayoritariamente”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.