Comisiones Obreras de Madrid | 22 julio 2024.

La bajada de ratios en los colegios públicos, otra mentira de Ayuso que sale a la luz sólo tres días después de las elecciones

    02/06/2023.
    Niños en un colegio de Madrid (archivo)

    Niños en un colegio de Madrid (archivo)

    • Indignación en los colegios públicos al conocer que la promesa de la bajada de ratios anunciada por la presidenta regional en marzo no se va a cumplir.
    • “Es un tocomocho, una tomadura de pelo en toda regla”, lamenta Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid.
    • El Gobierno regional ha suprimido para el próximo curso escolar más de 5.000 plazas públicas entre Infantil y Bachillerato.

    La Federación de Enseñanza de CCOO ha vuelto a poner en evidencia la estrategia de Isabel Díaz Ayuso de “minar los servicios públicos esenciales para la ciudadanía y de ocultarla con falsas promesas para sortear el coste electoral de una política enormemente dañina para el interés general y el bien común”, en palabras de la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín. Estas declaraciones resumen la indignación que ha causado en los colegios públicos conocer que la promesa de la bajada de ratios de alumnos por aula que la presidenta regional anunció en marzo para las etapas de Educación Infantil y Secundaria no se va a cumplir. “Tan sólo tres días después de las elecciones se descubre que era una falsa promesa. Las mentiras tienen las patas muy cortas”, señala Galvín.

    Aulas masificadas

    La responsable sindical explica que a los equipos directivos de los colegios públicos les ha llegado una circular de la Consejería de Educación que permite a las Direcciones de Área Territorial incrementar hasta un 10% el número de alumnos por grupo de tres años en la etapa de Educación Infantil. Esto impide que se cumpla el compromiso de que vaya aplicándose la bajada de ratio desde el primer curso de Infantil y de forma progresiva en los siguientes cursos y en la etapa de Primaria. Si se retrocede en la bajada de ratio en el primer curso de Infantil, dicha bajada no se extenderá a toda la etapa ni a la siguiente, lo que supone una marcha atrás que preocupa en los centros, que saben que lo que se les comunica como excepción acabará siendo la regla general dada la falta de plazas en centros públicos. 

    Y respecto a Secundaria, a pesar del compromiso que adquirió Díaz Ayuso el pasado mes de marzo en sede parlamentaria, se ha publicado el 31 de mayo en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid una Orden que regula determinados aspectos de Organización de esta etapa y que establece de forma taxativa que las ratios mínimas serán de 30 alumnos. “Es decir, no hay ni rastro de la bajada de las ratios prometida el pasado marzo. Madrid tiene las aulas más masificadas de toda España y las va a seguir teniendo porque lo que se prometió en campaña electoral no era cierto”, advierte la responsable sindical.

    Tras analizar la situación jurídica que genera esta Orden en relación con las Instrucciones conjuntas de las Viceconsejerías, los servicios jurídicos de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid concluyen que la misma, al tener rango superior a las disposiciones reglamentarias, anula todo lo que anteriormente se haya regulado de bajada de ratio. Galvín arguye que "si hubieran querido que se aplicará la reducción de ratios deberían haberla incluido en la Orden y no se ha hecho, lo que evidencia la clara voluntad de que la ratio sea 30 o más en la ESO. O es una tomadura de pelo en toda regla o es una chapuza más porque es en esta Orden donde debería quedar reflejado que los grupos se cierran a 25 alumnos. Eso sí, tanto en los centros públicos como en los privados".

    172 aulas y 258 docentes menos

    La gravedad del asunto no se queda únicamente en esta cuestión. Durante el proceso de admisión del alumnado en el mes de mayo para el curso que viene, CCOO ya avisó de que una bajada de ratios no es posible sin recortar todavía más las plazas en la Enseñanza Pública, que está perdiendo paulatinamente profesores, aulas y plazas. “Bajar la ratio se puede hacer de dos maneras, o aumentando las aulas y los profesores o recortando aún más las plazas. La Consejería está en lo segundo”, protesta Galvín.

    Según un informe de CCOO, la Comunidad de Madrid ha suprimido en el próximo curso escolar más de 5.000 plazas públicas entre Infantil y Bachillerato. “La enseñanza pública”, lamenta Galvín, “pierde 172 aulas y 258 docentes”.