Comisiones Obreras de Madrid | 25 julio 2024.

CCOO denuncia en los Tribunales las Evaluaciones Externas que elabora la Comunidad de Madrid en la  Enseñanza por realizarse en condiciones que desvirtúan los resultados

    07/05/2024.
    Alumnado en una evaluación

    Alumnado en una evaluación

    - La Comunidad de Madrid excluye de las evaluaciones externas al Alumnado con Necesidades Educativas Especiales (ACNEE) en Primaria y ESO con lo que los resultados que se obtengan estarán falseados al no evaluarse a todo el alumnado, invisibilizando a este alumnado.

    - Además, desvirtúa los resultados para salir mejor parada en comparativas nacional e internacional.

    - Para CCOO, con este procedimiento la Consejería de Educación esconde su responsabilidad en las bajas tasas de titulación del alumnado ACNEE en Madrid y su escasa presencia en las etapas postobligatorias por la falta de recursos y deficientes políticas para la atención a la diversidad.

    - El artículo 144.4 de la LOE establece que las pruebas, que este curso se van a realizar los días 6 y 7 de mayo, deben adaptarse a este alumnado, no excluirlo.

     - Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, ha señalado de “absoluta falta de transparencia” con la que la Consejería realiza las pruebas muestrales “que no se conocen los criterios de selección de centros, ni aulas que se han seleccionado de forma discrecional por parte de la Consejería ni tampoco quién y cómo se corregirán”.

    CCOO ha impugnado la resolución de 16 de abril del 2024 que anulaba la resolución del 24 de marzo de la Consejería de Educación, Ciencia y Universidades de la Comunidad de Madrid, que esta vez afectan a las evaluaciones externas al alumnado de Primaria y ESO que se han iniciado hoy y continuarán mañana 7 de mayo. El motivo es la exclusión de estas pruebas del alumnado con necesidades educativas especiales (ACNEE), una exclusión que contraviene la normativa básica estatal, en concreto el artículo 144.4 de la LOE, que establece que las pruebas deben adaptarse a este alumnado, pero en ningún caso apartarlo. 

    Además, CCOO ha recurrido las instrucciones del 24 de abril complementada por un correo que se remitió a los centros el 29 de abril por falta de negociación colectiva a pesar de que la aplicación de estas pruebas afecta directamente a las condiciones laborales de docentes y equipos directivos. Así para adaptar, aplicar y corregir estas pruebas es preciso modificar el horario y aumentar su trabajo sin que esta ampliación de jornada y de actividad le sea reconocida de ninguna manera. CCOO dará cobertura a todo el profesorado que quiera realizar reclamación individual para exigir compensación extraordinaria por esta tarea sobrevenida.

    En Madrid aparecen más evaluaciones, sin información a las familias, enorme malestar docentes y equipos directivos, errores en la prueba de matemáticas.

    Las evaluaciones externas que se han iniciado hoy se llevarán a cabo en toda España para los cursos de 4º de Primaria y de 2º de la ESO. Tendrán carácter censal. Estas pruebas serán aplicadas, adaptadas y corregidas en los centros. En Madrid, de forma excepcional, la Consejería de Educación ha decidido de forma unilateral que no haya ningún tipo de compensación para el profesorado y los equipos directivos que garantizan que se puedan realizar. Algo que en otras comunidades autónomas se ha resuelto con reconocimiento de distinto tipo que aquí se niega.

    Además, el gobierno de Ayuso ha decidido que Madrid tenga evaluaciones propias en 6º de Primaria y en 4º de la ESO emulando a las clásicas reválidas. Los datos obtenidos serán de carácter interno, al parecer, y una parte de los centros serán incorporados a una evaluación muestral sin que hayan trascendido ni estén regulados los criterios de selección de estos centros ni la forma en la que se seleccionan los expertos que realizarán la corrección.

    Informa Isabel Galvín, Secretaria General de la FE de Enseñanza de CCOO de Madrid, que "Las pruebas que se han iniciado hoy han generado rechazo y malestar entre los docentes y los equipos directivos tanto por el fondo como por las formas. Se ha llegado al día de hoy con cambios constantes, improvisación y bandazos. Las claves para acceder a la prueba han llegado a las 6 de la mañana de hoy, las adaptaciones se han tenido que realizar en apenas dos horas y en el último momento a retirarse la prueba de matemáticas de 2ª de la ESO porque contenía un error.”

    La Consejería de Educación se comprometió con los centros a enviar un texto de carta a las familias que nunca llegó. “Esta falta de información y transparencia es una de las claves para cuestionar estas pruebas en Madrid dado que al parecer la preocupación es controlar el proceso para poder controlar los resultados y que Madrid salga bien parada en la compartida con otras comunidades”, añade Galvín.

    Desvirtuar los resultados

    Galvín achaca el empeño de la Consejería en invisibilizar al alumnado ACNEE “al afán de ocultar el bajo aprovechamiento de un alumnado que transita por la enseñanza obligatoria, pero titula escasamente y apenas está presente en etapas postobligatorias, y en todo caso, por debajo de lo que lo está en la media de España, debido a la clamorosa insuficiencia de financiación”. La falta de financiación impide, afirma la responsable sindical, “medidas individualizadas de atención a la diversidad y, especialmente, la contratación de profesorado especialista, así como ratios bajas.

    CCOO advierte que, al excluir a este alumnado, el Gobierno regional desvirtúa los resultados de estas evaluaciones externas al alza para salir mejor parada en la comparativa nacional e internacional. “Es bien sabido que con motivo de las pruebas PISA, la Comunidad de Madrid quedó marcada por la desigualdad de oportunidades evidenciada en los resultados de la población desfavorecida”, recuerda Galvín.

    Tras la impugnación por parte de CCOO, la Consejería ha tratado de salvar, de forma atropellada, este claro incumplimiento tres semanas antes de la celebración de las evaluaciones externas mediante la Resolución de 16 de abril, indicando que se pueden solicitar las pruebas por el sistema braille para el alumnado que tenga discapacidad visual, pero no procura medios para quien tenga otro tipo de discapacidad.

    Además, Galvín califica de “absoluta falta de transparencia en la realización de las pruebas muestrales” que contribuyen a “incidir en la idea de que al parecer lo que se pretende es controlar todos los aspectos de la prueba para condicionar los resultados”. “Nos preguntamos con qué criterios se seleccionan los centros, los expertos para esta corrección externa, así como la compensación que tendrán por este trabajo”, añade.

    Maltrato a los equipos directivos y a los equipos docentes

    Por otra parte, CCOO se queja de que la Consejería difundió el pasado 24 de abril unas instrucciones para la aplicación de las pruebas en los centros, “de forma sorpresiva, sin margen de reacción e impidiendo toda posibilidad de negociación, en el último día lectivo antes del puente de mayo y de la aplicación de las pruebas”. En dichas órdenes impone tareas al profesorado y le obliga a asistir a los centros a las seis de la tarde para organizar las pruebas, claramente fuera de su horario laboral y de las actividades que constan en los horarios personales firmados y aprobados al inicio del curso.

    “Se maltrata a los directores y directoras de los centros, que deben organizar y coordinar el desarrollo de las pruebas desde primera hora cada uno de los dos días y se los deja a los pies de los caballos al tener que ordenar al profesorado tareas fuera de su horario y determinar la exclusión del alumnado ACNEE de las pruebas”, crítica Galvín.

    Consejería sin rumbo

    Otro aspecto que CCOO valora como “muy significativo” afecta a la redacción de la nueva Resolución, que elimina un apartado presente en las dos Resoluciones conjuntas del 15 de marzo y que es mandato del artículo 140.2 de la LOE. Dicho artículo prescribe que los resultados de estas evaluaciones no podrán ser utilizados para valoraciones individuales del alumnado o para establecer clasificaciones de los centros. “En su lugar”, avisa el sindicato, “aparecen afirmaciones generalistas sobre el carácter anónimo de las hojas de respuestas o el aleatorio de la asignación de los códigos, pero sin garantizar que en el uso de los resultados por la Consejería no habrá clasificaciones de los centros que la Ley Orgánica prohíbe”

    “CCOO ha vuelto a impugnar estas actuaciones en defensa de los derechos del alumnado, del profesorado y de las direcciones de los centros frente a una Consejería de Educación sin rumbo y sumida en una crisis que ha tenido como consecuencia la destitución del viceconsejero de Política Educativa y otros cargos de su equipo”, concluye la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín.