Comisiones Obreras de Madrid | 2 marzo 2024.

El hospital de pandemias de Ayuso es «innecesario» y un «verdadero despropósito»

    CCOO de Madrid acusa al Gobierno Regional de «opacidad y falta de transparencia» en la construcción del Hospital de Emergencias Isabel Zendal, y reprocha a la Comunidad de Madrid los incumplimientos en materia laboral y de seguridad y salud en el trabajo.

    05/11/2020.
    Hospital de Emergencias Isabel Zendal

    Hospital de Emergencias Isabel Zendal

    El sindicato atribuye su edificación a intereses relacionados con el lobby de las «habituales» empresas de la construcción, que son las que «realmente van a sacar beneficio de esta operación».

    Comisiones Obreras de Madrid ha tachado de «innecesaria» y «verdadero despropósito» la construcción del hospital de pandemias puesto en marcha por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. A través de su secretario general, Jaime Cedrún, el sindicato ha acusado al Gobierno Regional de una «absoluta opacidad y falta de transparencia» en el procedimiento para la construcción del Hospital de Emergencias Isabel Zendal, y ha reprochado los numerosos incumplimientos en materia laboral y de seguridad y salud en el trabajo, que ya han ocasionado accidentes mortales entre sus trabajadores.

    Para Cedrún, la construcción del hospital está sufriendo una «peripecia escandalosa». «Estamos ante un auténtico despilfarro que va a costar el doble de lo que inicialmente se presupuestó, algo similar a lo que ocurrió con el hospital de IFEMA», dijo. A su juicio, todo indica que «estamos ante la operación característica en los gobiernos regionales del PP a favor del lobby de empresas habituales de la construcción, que son las que realmente van a sacar beneficio de esta operación». En este sentido, denunció que tanto en el hospital de IFEMA como en el de Valdebebas, a los sobrecostes también les han acompañado las numerosas subcontrataciones que solo redundan en «más precariedad y peligro» para los trabajadores.

    Además, el máximo responsable de CCOO en la región criticó el «oportunismo político» de Ayuso por intentar hacer un hospital en tres meses, «deprisa y corriendo, sin respetar normas laborales ni convenios». Al respecto, Cedrún reclamó que «con carácter inmediato» se cumpla con toda la legalidad vigente en materia laboral, de seguridad y salud en el trabajo, y que se proceda a la contratación de todo el personal que se necesite, para que el hospital pueda cumplir con el objetivo de atender a las personas afectadas”.

    Por su parte, la secretaria general de Sanidad de CCOO Madrid, Rosa Cuadrado, evidenció las circunstancias que han rodeado la construcción de este hospital, cuya adjudicación por un concurso de emergencia, se hizo «de un día para otro, con el mismo procedimiento, la misma rapidez y falta de transparencia y de control con la que se van a adjudicar ahora los servicios de cocina, de mantenimiento y de limpieza».

    Cuadrado lamentó que, además, para un hospital «que no necesitábamos» no parezca haber presupuesto para dotarlo de los profesionales sanitarios que requeriría para su puesta en marcha. En este sentido, recriminó a la Consejería de Sanidad que su propuesta sea la de reordenar a los profesionales para que, «de manera voluntaria o forzosa», vayan a trabajar a este centro. Con esta decisión podría repetirse en Atención Primaria y en el SUMMA (Servicio de Urgencias Médicas de Madrid) el efecto «demoledor» que ya se produjo cuando se trasladó a sus profesionales al hospital de IFEMA durante la primera ola de la pandemia.

    La responsable sindical recordó que la Comunidad de Madrid nunca llegó a renovar los 10.000 contratos que se hicieron en marzo por refuerzo de COVID-19, y que a día de hoy se han renovado unos 7.500 contratos «que han resultado insuficientes para solventar la pérdida de profesionales que venimos arrastrando desde hace diez años». 

    «Hay cuentas que son muy fáciles de entender», argumentó Rosa Cuadrado. «Si se van a poner en funcionamiento 1.000 camas en el nuevo hospital de emergencia –explicó- y es imprescindible intentar recuperar una actividad que permita atender las listas de espera quirúrgicas, las diagnósticas, la actividad en las consultas de especialistas y, en definitiva, atender las necesidades asistenciales que se han demorado y agravado por la pandemia, está claro que poner en marcha el nuevo hospital de Valdebebas restando recursos a la atención hospitalaria no sólo no será operativo, sino que restará eficiencia y pondrá en peligro el funcionamiento del resto de centros hospitalarios».