CCOO denuncia la discriminación a la que está sometiendo la Consejería de Educación al alumnado del Colegio nº5 de Arroyomolinos

    Al plegarse a las condiciones exigidas por el colegio concertado Pasteur de Arroyomolinos en relación al acogimiento provisional del alumnado del colegio público nº 5.

    25/04/2016.

    La comunidad educativa de Arroyomolinos, después de importantes movilizaciones, consiguió recientemente que la Administración se comprometiese a construir un nuevo colegio público en la localidad. Este llevaba reclamándose desde hace tiempo y, ya en 2012, el ayuntamiento cedió una parcela para su construcción, aunque la Consejería de Educación prefirió apostar por la concesión de un concierto al colegio privado-concertado Pasteur.

    Como las obras del colegio nº 5 están previstas para el año 2017, durante el próximo curso 2016-17 el alumnado de este nuevo centro se alojará provisionalmente en las instalaciones del Colegio privado-concertado Pasteur, según acordó la Dirección de Área Territorial Madrid-Sur con los representantes de las AMPAs del municipio.

    CCOO ha tenido conocimiento de que, por exigencias del colegio privado-concertado Pasteur y con la connivencia de la DAT-Sur, las familias que matriculen a sus hijos e hijas en el nuevo colegio público no tendrán acceso a los servicios de acogida, desayuno y comedor escolar en el centro receptor. Dichos servicios los recibirán en las instalaciones del CEIP Francisco de Orellana mediante el uso de un autobús escolar. La DAT-Sur argumenta que esta decisión viene motivada por la diferencia de precio en la prestación de los mismos entre los centros públicos y privados.

    El sindicato denuncia que esta es una medida absurda, injusta, discriminatoria y clasista. Dicha medida también implica riesgos innecesarios para el alumnado, así como una dosis extra de responsabilidad para los profesionales de los dos centros públicos afectados. Además, es más que previsible la masificación del comedor del CEIP Francisco de Orellana. Pero, sobre todo, esta decisión supone una flagrante discriminación de la escuela pública por parte de sus propios gestores que raya la vejación y el escarnio.

    CCOO exige que el Colegio Pasteur cumpla con la labor social por la que se le concedió el concierto. Teniendo en cuenta que la red de centros privados-concertados es subsidiaria de la red pública, este debe dar el servicio completo de comedor y desayuno en sus instalaciones a todos los alumnos. En caso contrario pedimos la revisión del concierto al colegio privado-concertado Pasteur.

    Finalmente, hay que recordar que la Administración educativa no puso ningún obstáculo a este colegio privado-concertado cuando, por circunstancias que impedían su actividad en sus instalaciones, tuvo que instalarse provisionalmente en un antiguo colegio público de Móstoles.

    Así pues, CCOO exige a la Consejería de Educación y a la DAT-Sur que adopten las medidas adecuadas para corregir esta injusticia y se garantice en su totalidad y en condiciones óptimas el derecho a la educación del alumnado del nuevo colegio público nº 5 de Arroyomolinos.

    Más noticias en tu móvil: únete a nuestro canal de Telegram aquí

    Newsletter
    Asesoramiento CCOO Madrid en los barrios
    Afíliate
    CCOO Madrid en los medios sociales

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.