CCOO advierte de que diciembre de 2018 cierra con una bajada del paro basada en la temporalidad y la brecha de género

    03/01/2019.
    Temas
    Diciembre de 2018 cierra con una bajada del paro basada en la temporalidad y la brecha de género

    Diciembre de 2018 cierra con una bajada del paro basada en la temporalidad y la brecha de género

    En 2018 el paro registrado en el Comunidad de Madrid se redujo en 30.668 personas, situándose al finalizar el mes de diciembre en 339.298. Paralelamente la afiliación a la Seguridad Social creció en 122.925 personas, un incremento de la actividad que debe asentarse sobre una mejora de la calidad en el empleo. Reducir la temporalidad excesiva, acabar con la precariedad, combatir las nuevas figuras de trabajo precario y mejorar los salarios deben ser los retos para un crecimiento del empleo duradero en 2019. A su vez, la protección a las personas en desempleo sigue en cifras alarmantemente bajas, sobre todo en el caso de las mujeres.

    El paro registrado se redujo en 2018 en 30.668 personas (-8,47% de descenso interanual). En 2017 se había reducido en más de 35.000 y en 2016 en casi 47.000. Es decir, siendo un dato positivo, es la menor bajada del desempleo desde 2013. Para CCOO este es un indicador de que es necesario impulsar y diversificar la actividad económica de la Comunidad de Madrid logrando una mayor recuperación del empleo.

    Además, la cifra de paro registrado no se ha comportado igual para hombres y para mujeres. El paro masculino se redujo en 16.822 personas a lo largo de 2018 y el femenino en 13.846 en el mismo periodo. Por lo que, al finalizar 2018, el 58% de las personas paradas registradas son mujeres (frente al 57% de diciembre de 2017). Por otro lado, la reducción del desempleo también hay que matizarla por la reducción en la tasa de actividad, que baja ligeramente en el conjunto de la región (en los tres primeros trimestres) pero, en el caso de las mujeres, se reduce más, en casi un punto, lo que indica también una retirada de mujeres del mundo laboral.

    Por sectores, el 72% del retroceso en la cifra de paro registrado se debe al sector servicios (22.186 parados menos en el año y un descenso interanual del 7,8%). Pero el sector con un mejor comportamiento ha sido la construcción, con una reducción del paro registrado del 13,9% respecto a diciembre de 2017, lo que supone 4.688 personas paradas menos. En la industria el paro se ha reducido en 2.885 personas a lo largo de 2018 (11,8%) .

    La protección por desempleo sigue arrojando al finalizar 2018 una cifra alarmantemente baja. La tasa de cobertura en la Comunidad de Madrid en el mes de noviembre era del 50,2%, inferior en 8 puntos a la media del Estado. Las mujeres son las más desprotegidas, ya que la tasa de cobertura en su caso es de 46,1% frente al 55,7% de cobertura masculina. La realidad de la protección a las personas en desempleo en Madrid es peor de la que reflejan estas tasas, que no tienen en cuenta a la totalidad de demandantes de empleo no ocupados (personas que, queriendo trabajar no tienen un empleo, aunque no cumplan los requisitos para estar formalmente en el registro de personas en paro). El número de personas en esta situación en noviembre de 2018 fue de 361.862. Las personas que cobraron algún tipo de prestación por desempleo fueron 161.249 personas, lo que arroja la cifra de más de 200.000 que, demandando una ocupación, no tienen ni empleo ni ningún tipo de prestación. En cuanto al tipo de protección, cobraron una prestación contributiva 96.775 personas, y otras 64.474 personas (el 40% de los beneficiarios) cobran prestación no contributiva.

    Por otro lado la afiliación a la Seguridad Social se incrementó a lo largo de 2018 en 122.925 cotizantes, un incremento de casi el 4%, lo que arroja un comportamiento de la afiliación muy similar al del año anterior.

    En cuanto a los contratos firmados en 2018, la inestabilidad sigue siendo la característica que mejor define nuestro mercado de trabajo. Diciembre de 2018 ha vuelto a suponer un incremento de la temporalidad hasta el 84,2%, lo que supone el porcentaje de contratos más alto del año, justo después y muy cerca del mes de julio. Un indicador de que el crecimiento del empleo en estos meses sigue muy anclado en la estacionalidad de algunas actividades.

    En lo que respecta al conjunto del año, si bien tras las campañas para promover el fin de la temporalidad abusiva tuvieron algunos resultados, no ha sido suficiente para cambiar la tendencia a la precarización. En el acumulado del año 2018 fueron temporales el 82,1% de los 2.730.741 contratos que se firmaron en la región. Es decir, tan solo, 489.553 contratos indefinidos en 2018 frente a 2.241.188 contratos temporales.

    Madrid despide el año en una situación similar a la que cerró 2017, con una reducción del desempleo insuficiente que sigue dejando fuera de las oportunidades laborales a muchos madrileños y madrileñas, un crecimiento de la desigualdad y un abuso de la contratación temporal. Es necesario recuperar y poner en el centro del diálogo entre los agentes sociales y las administraciones la mejora de la calidad en el empleo y la lucha contra la desigualdad, para que la salida de la crisis sea real, alcance a todos los trabajadores y trabajadoras de la región, y se mantenga en el tiempo sobre bases sólidas.

     

    Más noticias en tu móvil: únete a nuestro canal de Telegram aquí

    Newsletter

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.