Comisiones Obreras de Madrid | 7 de diciembre de 2019

En positivo


“Estamos aquí para exigir que se pase de las palabras a los hechos, para que recuperemos los derechos arrebatados”

  • Unai Sordo, en el acto sindical que ha reunido a diez mil sindicalistas en Madrid

11/02/2019.
Acto sindical en Madrid, 8 de febrero de 2019

Acto sindical en Madrid, 8 de febrero de 2019

Miles de banderas rojas y violetas han puesto color al acto sindical organizado por CCOO y UGT en la Caja Mágica en Madrid, que ha congregado a 10.000 sindicalistas que representan la voz de cientos de miles de trabajadores y trabajadoras. Con esta asamblea, los sindicatos han sumado fuerzas para subir la temperatura de la ofensiva para reclamar MÁS HECHOS Y MENOS PALABRAS: “Hacemos este acto porque creemos que es el momento de pasar de las palabras a los hechos, de desmontar la reforma laboral y la de pensiones del Partido Popular que han hecho un país mucho más desigual. Pedimos audacia al Gobierno para llevar las declaraciones al BOE, y a las organizaciones empresariales que cumplan el acuerdo de subida salarial”, explicó sobre el objetivo del acto sindical el secretario general de CCOO, Unai Sordo.

El pasado 8 de enero, CCOO y UGT anunciaron la convocatoria de movilizaciones, entre ellas la celebración de un gran acto sindical unitario con sindicalistas de ambos sindicatos de todo el país y de todos los sectores de la producción y de los servicios, para exigir a los empresarios, la subida salarial acordada en la negociación colectiva, y al Gobierno la modificación de la reforma laboral y de pensiones. Dicho y hecho. Hoy, justo un mes después del requerimiento a cumplir lo pactado, y ante la falta de coherencia entre lo que se dice y lo que se hace por parte de las organizaciones empresariales y el Gobierno, CCOO y UGT han celebrado una multitudinaria asamblea en Madrid bajo el lema MÁS HECHOS MENOS PALABRAS a la que han acudido 10.000 sindicalistas que han viajado a Madrid, muchos durante toda la noche, desde distintos puntos del país.

El acto sindical ha sido presentado y amenizado por la popular actriz y monologuista Virginia Riezu, que ha introducido a los distintos intervinientes y dio paso a la actuación musical de la asturiana Marisa Valle Roso, que arrancó aplausos desde el comienzo de la primera canción y llenó de emoción con la última, el himno popular “En el pozo María Luisa”. Asimismo, se han intercalado varios vídeos recordando el objeto de la asamblea.

“La lucha y las conquistas de las mujeres no tienen marcha atrás”

Antes de la intervención de los secretarios generales de CCOO y UGT, la secretaria de Organización de CCOO de Madrid, Paloma Vega, y su homóloga de UGT, han dado la bienvenida a los asistentes. Seguidamente, ha sido el turno de las secretarias de Mujer e Igualdad confederales, que han llamado a parar y llenar las calles el próximo 8 de marzo. En este sentido, Elena Blasco, secretaria de Mujer e Igualdad de CCOO, ha destacado que si con la movilización del 8 de marzo del pasado año se hizo historia, este año el reto es cambiar la historia, que desaparezca la desigualdad más antigua, la que hay entre hombres y mujeres, para lo que nos tenemos que movilizar unidos todas y todos.

Entre gritos de “c c o o sindicato trabajador”, el secretario general de CCOO, Unai Sordo comenzó con un reconocimiento al “acto de militancia” que representa la asistencia al acto de 10.000 compañeros y compañeras que “habéis venido de todos los rincones de España, en muchos casos viajando toda la noche para reivindicar los derechos de los trabajadores y trabajadoras”. “Sois un orgullo”, subrayó.

“Estamos aquí para exigir respuestas, para que se pase de las palabras a los hechos, para que recuperemos los derechos arrebatados de manera brutal durante la crisis”, porque pese a que llevamos cuatro años en los que la economía crece, el país es más rico en términos macroeconómicos y las empresas tienen más beneficios y reparten 11.000 millones en dividendos más que antes de la crisis, hay más personas en desempleo y no se han recuperado los salarios, sobre todo los de las personas con sueldos más bajos, los de las mujeres, los jóvenes, temporales y precarios, explicó.

“Estamos aquí para que se pase de las palabras a los hechos, de las declaraciones al BOE”, incidió, en clara alusión a los compromisos alcanzados con el Gobierno para una modificación sustancial de la reforma laboral y de pensiones, al que pidió audacia, valentía. “No podemos pedir a nadie que gane una votación en el Congreso, pero sí que se corresponsabilice con lo que ha acordado con CCOO y UGT”, afirmó Sordo, que señaló que serán los partidos, la derecha vasca y catalana, si se oponen a que los trabajadores y trabajadoras mejoren su situación, los que tengan que dar explicaciones.

El secretario general de CCOO hizo un repaso de las reivindicaciones sindicales, desde la mejora de la protección social, la reforma fiscal, al salario mínimo de convenio, destacando que, aunque “se han dado pasos adelante, queda mucho por hacer” porque, si bien existen compromisos de cambio, la reforma laboral y la de pensiones de 2013 del Partido Popular siguen intactas.

Para avanzar, defendió Unai Sordo, la prioridad, el eje del debate tiene que ser la agenda social – salarios, empleo, pensiones, la igualdad entre hombres y mujeres -, cómo acabar con la desigualdad, una preocupación que la derecha ha logrado ocultar tras las discusiones sobre la bandera y el territorio, con temas como la Semana Santa o la conquista de Granada. “Al país se le une con solidaridad y con derechos laborales y sociales. La agenda social es lo que une al país, y no las disputas por banderas”, sostuvo frente a “una derecha cada vez más reaccionaria, que está fraccionando socialmente el país”, y a la que advirtió en referencia al cuestionamiento del derecho al aborto y la violencia de género que “la lucha y las conquistas de las mujeres no tienen marcha atrás”.

Finalizó Unai Sordo con una encendida defensa del valor del trabajo - “Tenemos orgullo de clase, de ser lo que somos” -, del mundo del trabajo organizado a través de los sindicatos – “la clase trabajadora existe y se organiza en los sindicatos” -, de los que dijo que están en todas las luchas, organizando huelgas generales contra la reforma laboral y miles de movilizaciones, peleando contra los despidos, los cierres de empresa y el fraude en la contratación. “No ha sido una pelea inútil, va dando resultados y más que van a dar después de hoy”, aseguró categórico.

Enlaces relacionados
Enlaces relacionados
Emergencia climática

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.