Campaña Riders


Resolución de la Comisión Ejecutiva de CCOO Madrid con motivo del Día internacional contra el racismo

    20/03/2019.
    Junio. Manifestación en Madrid por los derechos de las personas refugiadas y migrantes

    Junio. Manifestación en Madrid por los derechos de las personas refugiadas y migrantes

    La inmigración es uno de los “chivos expiatorios” sobre los que la ultraderecha está articulando su estrategia de avance. Frente a la complejidad de la realidad migratoria, el discurso de la criminalización de la inmigración se construye sobre ideas simples, primitivas pero fuertemente efectivas que prenden en el ideario social de forma casi inconsciente.

    Un relato mítico sustentado en mentiras, prejuicios y estereotipos que intencionadamente culpabiliza a la persona extranjera de los males de nuestra sociedad para justificar y fortalecer un sentimiento de identidad nacional excluyente entre la ciudadanía. Se trata, en definitiva, de convertir la inmigración en una amenaza, reforzar el sentimiento de rechazo y de miedo frente a quien representa la diferencia, lo desconocido.

    Las migraciones forman parte de la historia de la humanidad y constituyen una realidad imparable. Las personas migrantes buscan en las fronteras de Europa un futuro que se les niega en sus países de origen, huyendo de la pobreza, de la violencia, de la persecución, de la guerra… La UE no puede seguir dando la espalda a este drama y debe cumplir con los compromisos internacionales adquiridos.

    La presencia de población inmigrante es una realidad cotidiana que ha modificado sustancialmente a la sociedad española y específicamente, a la madrileña. Es innegable su aportación tanto en términos económicos como sociales y culturales. La inmigración nos ha transformado positivamente y convertido en una comunidad profundamente acogedora. No es una realidad nueva, nos acompaña y enriquece de forma estable desde hace más de 30 años cuando España, país eminentemente emisor de emigración, se convierte en foco de asentamiento de población extranjera.

    Quedan, por tanto, completamente desautorizados los discursos retóricos que califican la inmigración como avalancha ó la utilización de la expresión “efecto llamada” pretendiendo asociar la llegada de población inmigrante con la obtención de supuestos beneficios de un famélico Estado del Bienestar. España y en concreto, la Comunidad de Madrid, cuenta con población inmigrante estable y marcadamente arraigada.

    Tampoco es novedosa la utilización política y electoral del hecho migratorio. Para la derecha ideológica de este país, sacar a paseo la “amenaza migratoria” en momentos de debilidad electoral como instrumento ideológico aglutinador, se ha convertido en una práctica reiterativa y profundamente reprochable. Sin embargo, en este momento estos discursos asentados en el miedo y en el odio alimentan un ambiente tóxico ya abonado por las consecuencias de la crisis económica, de unas políticas de austeridad y recortes que no han hecho más que aumentar la brecha de la desigualdad.

    La manipulación de los temores, del miedo y del odio es la base de la maquinaria de los totalitarismos y hoy, de los nuevos fascismos que están entrando en las instituciones democráticas.

    La ciudadanía madrileña es inclusiva y muy madura pero se empiezan a apreciar ciertos indicios que nos alertan del avance de actitudes de rechazo con tintes racistas y xenófobos. Cerca del 40% de los delitos de odio registrados en el último año tenían como motivación el racismo y la xenofobia, siendo el incidente más numeroso. Los delitos de odio por racismo han crecido en un solo año un 26%.

    CCOO hemos sido siempre punta de lanza en la defensa de los derechos humanos y en particular, de los derechos de las personas migradas, reconociendo y gestionando la cuestión migratoria como un hecho social imparable y necesario. Un papel protagonista especialmente necesario en este momento para frenar contundentemente el avance del discurso del odio y del racismo.

    Para las CCOO de Madrid, nuestra experiencia de trabajo sindical en este ámbito con una trayectoria de más de tres décadas, se convierte en un incuestionable aval para reactivar nuestro compromiso en la lucha por la igualdad de derechos, la libertad, la democracia desde el reconocimiento de la diferencia y la diversidad, tanto en nuestra dimensión sociopolítica como sectorial.

    Por ello y con motivo del Día Internacional contra la Discriminación Racial, 21 de marzo, CCOO de Madrid exige que la inmigración se excluya de la batalla política y se incorpore a la agenda electoral a través de medidas inclusivas, efectivas y comprometidas mediante un abordaje integral y desde todas las perspectivas de la realidad migratoria; la económica, la laboral, la social y la cultural.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.