Campaña Riders


La actividad estacional baja el paro en tan solo 6.012 personas en la Comunidad de Madrid

  • La afiliación a la Seguridad Social se sitúa en 3,2 millones de cotizantes mientras aumenta la temporalidad

06/05/2019.
Temas
La actividad estacional baja el paro en tan solo 6.012 personas en la Comunidad de Madrid

La actividad estacional baja el paro en tan solo 6.012 personas en la Comunidad de Madrid

Abril ha supuesto una reducción del desempleo de 6.012 personas y un cambio de signo respecto a los meses anteriores de 2019. Las contrataciones de Semana Santa han contribuido a la reducción del desempleo y el incremento de la contratación y, por otro lado, al aumento de la temporalidad, repitiendo el mismo comportamiento que en años anteriores.

Más allá de la situación coyuntural de abril, conviene fijar la atención en los elementos estructurales que persisten: altas cifras de paro que se cronifican y crecimiento de la precariedad en un contexto de crecimiento económico.

El último dato de esta legislatura ofrece 347.725 personas paradas. Esto supone que en los últimos cuatro años y en un ciclo de crecimiento económico se ha reducido el número de personas paradas en torno a 130.000 personas. Dato positivo pero insuficiente teniendo en cuenta el volumen de personas en desempleo que generó la crisis de los años anteriores y que además se va haciendo más lento. Abril de 2019 ha sido el peor de esta legislatura, ya que la reducción del paro en 6.000 personas está muy por detrás del dato de cualquiera de los cuatro años anteriores (en abril de 2015, al iniciarse el mandato, se redujo el paro el doble, en más de 12.000 personas). En cuanto a la variación interanual del paro la reducción hay sido de 22.865 personas menos (un 6,17% menos). Este dato es también el peor del último periodo.

Teniendo en cuenta que esto se produce en un momento de crecimiento económico y en el que los beneficios empresariales han aumentado y recuperado la situación precrisis, los datos de paro no han remontando ni siquiera a esa situación anterior a la crisis. Por ello CCOO cree que es necesario un giro social en la Comunidad de Madrid para que la recuperación llegue a todos los madrileños y madrileñas y generar más empleo y de mejor calidad. Lo contrario sería profundizar en la fractura social y apostar por un crecimiento vulnerable.

De las 6.000 personas que abandonaron el paro en abril casi 3.700 fueron mujeres y 2.300 hombres. Se da por tanto una reducción mayor en el paro femenino, pero al ser estas mayoritarias en el desempleo, siguen siendo mujeres el 58% de las personas inscritas. (202.157 frente a 145.568 hombres) Al comenzar el mandato las mujeres paradas suponían el 53%. Se ha producido, por tanto, una feminización del paro.

El mejor dato del paro femenino este mes tiene que ver con el comportamiento de los sectores. En el mes de abril casi toda la reducción del paro se produjo en servicios (5.800 de los 6.000 parados menos se encuadran en este sector, mientras que el resto de los sectores se mantiene prácticamente sin variación) y esto suele afectar al paro femenino dado el menor peso de las mujeres en el resto de sectores. Por edad, el paro se reduce tanto entre los mayores de 25 como entre los jóvenes.

De las personas desempleadas en Madrid cobraron prestación (en el mes de marzo) 172.306 personas, de los cuales 102.000 percibían una prestación contributiva. Teniendo en cuenta el número de demandantes no ocupados (personas que quieren trabajar y no tienen un empleo) en ese mes, en torno a 200.000 madrileños y madrileñas que quieren trabajar no tienen ni ocupación ni prestación.

Junto con la reducción del desempleo, el mes de abril ha venido marcado por la temporalidad, un problema que es estructural y que se acentúa con las contrataciones estaciones. En abril, de los 217.619 contratos firmados fueros temporales el 82,3%, 179.157 contratos. La mayor parte de estos contratos son contratos de muy escasa duración (no llegan a la semana).

Respecto a la afiliación a la Seguridad Social, en abril creció en casi 13.000 personas, lo que supone en el año un incremento de casi 116.000. Esto deja la cifra de afiliados en 3,2 millones y este es el dato más positivo del periodo de gobierno que empezó con 2,8 millones.

CCOO denuncia que miles de personas trabajadoras en Madrid siguen atrapadas entre el paro y la precariedad, que se ven obligadas a alternar contratos de muy poca duración y periodos de desempleo, con niveles de protección bajos y amenazadas por la irrupción y normalización de formas de trabajo irregulares. Las medidas acordadas con los agentes sociales en el ámbito de la Estrategia para el Empleo en este mandato son positivas pero insuficientes y por sí solas no pueden dar a la Comunidad el cambio de rumbo que necesitamos (en materia fiscal, de protección social, de impulso al cambio de modelo productivo y de igualdad) para que los trabajadores y trabajadoras, que pagaron con pérdida de empleos y crecimiento de la pobreza y la desigualdad el coste de la crisis, no sigan soportando ahora con precariedad e inestabilidad laboral el precio de la recuperación y el crecimiento de los márgenes empresariales.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.