Comisiones Obreras de Madrid | 13 de noviembre de 2019

Orgullo 2019


Precariedad laboral en el sector de los cuidados

    Trabajadoras de escuelas infantiles, comedores escolares, residencias de mayores y ayuda a domicilio relataron sus experiencias profesionales y el modo en que la precariedad que sufren afecta cada día no sólo a su trabajo, sino también a su vida personal.

    20/09/2019.
    Precariedad laboral en el sector de los cuidados

    Precariedad laboral en el sector de los cuidados

    El panel de experiencias fue el protagonista de la tercera de las mesas en la segunda jornada de la Escuela Sindical de CCOO Madrid celebrada en Aranjuez. Moderada por el secretario de Política Sindical contra la Precariedad de CCOO Madrid, Jorge Maeso, la mesa contó con cuatro mujeres que explicaron su día a día en sus respectivos empleos y las dificultades que tienen que abordar para hacer correctamente su trabajo, con sueldos bajos y condiciones laborales en las que la precariedad es el denominador común.

    Antes de dar la palabra a las cuatro trabajadoras, Maeso aludió a la lucha de las mujeres en la historia y al importante papel jugado por algunas de ellas durante la Segunda República, entre las que destacó a Margarita Nelken, Federica Montseny y a Clara Campoamor. Al tiempo, recordó que “los sectores más feminizados son los peor pagados” y que aún queda mucho por recorrer cuando se mira a las personas que ocupan los puestos de responsabilidad en instituciones y empresas, mayoritariamente masculinos.

    Concepción Santo Domingo, del sector de ayuda a domicilio; Sheila Bermejo, monitora de comedor escolar; Tamara, educadora infantil; y Dori, del sector de residencias de personas mayores, detallaron como es su labor cotidiana en sus respectivos centros de trabajo y las precarias condiciones laborales a las que se enfrentan a diario. Unas condiciones que pasan por salarios muy bajos, largas jornadas y turnos extenuantes, falta de recursos y medios para realizar correctamente su labor, y empresas que no respetan sus convenios ni los derechos de sus plantillas.

    En un sector en el que más del 90 % de las personas empleadas son mujeres, todas ellas coincidieron en destacar la influencia de estas condiciones de precariedad sobre su vida personal. Unas condiciones que les impiden mantener una cierta independencia económica (algunas de las ponentes revelaron sus propios salarios de 820 €, 1.000 € o 300 €), y que las abocan en ocasiones a tener varios empleos para poder vivir.

     

    Campaña Riders

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.