Comisiones Obreras de Madrid | 12 de agosto de 2020

Necesaria jornada sobre cambio climático y desarrollo sostenible

    La sala Margarita Xirgu de CCOO Henares en Alcalá de Henares acogió una jornada de debate, reflexión y propuesta sobre este tema vital, el del cambio climático y el desarrollo sostenible, desde el ámbito sindical y político, tanto en las empresas de todo tipo, como en los entornos sociales y políticos más cercanos, inmersos en la globalidad del planeta. Todo ello en un ambiente preelectoral.

    08/04/2019.
    Jornada sobre medio ambiente en Alcalá

    Jornada sobre medio ambiente en Alcalá

    El jueves por la tarde, cientos de personas manifestaban la exigencia del cierre del vertedero de Alcalá. El viernes por la tarde se celebraba en Torrejón de Ardoz un acto informativo sobre el de Loeches, y el domingo una notable manifestación en la misma localidad. Todo está relacionado y la sociedad demanda soluciones que vengan, al menos acompañadas del cumplimiento de la legislación vigente, de una mínima ética política, y del sentido común que nos haga evolucionar hacia una sociedad sostenible, que se sostenga, que no se desintegre entre residuos, que no permita que se vivan escenas como la que ocurrió este domingo por la mañana en el tanatorio de Alcalá. En ese lugar donde se acude a despedir a los seres queridos, una pareja de policías municipales hubieron de liberar a una cigüeña, desesperada por estar atrapada y lastrada por una inmensa bolsa de plástico enredada entre sus alas, procedente del vertedero anexo.

    Entre medias, Tania Sánchez Aceña, secretaria de Acción Sindical y Políticas de Igualdad de CCOO Henares, presentó y coordinó la primera mesa, a la que el viernes por la mañana estaba convocado el activo sindical de las CCOO de proximidad, que ha de involucrarse cada vez más en El PROBLEMA, ya que de nada servirá la acción sindical si no se logra que la vida perviva en el planeta.

    En primer lugar dio paso a Mariano Sanz, secretario confederal de Medio Ambiente y Movilidad de CCOO, que analizó la urgencia de actuar ante los ya, hace tiempo, innegables informes científicos que sitúan al mundo, y especialmente a España, en una situación de especial vulnerabilidad ante el cambio climático, que obliga a abandonar una economía basada en el consumo de combustibles fósiles, cosa que no va a ser fácil. Pero es imprescindible transitar hacia otras formas de producir, otras formas de vivir, combatiendo las causas que llevan al caos civilizatorio, coordinando internacionalmente las acciones; exigiendo cumplir los acuerdos firmados en cumbres. Y todo ello desde la perspectiva de sindicato de clase que somos, incorporando aspectos tecnológicos a favor de una transición justa, domando al capital, siendo protagonistas del cambio en las empresas; compartiendo formación y experiencias concretas, incrementando la capacidad de propuesta en cuanto a herramientas para la intervención en la gestión del agua, de los residuos, los productos, la energía, la movilidad, detectando los problemas para solucionarlos desde la propuesta y la defensa de los derechos de los trabajadores/as, desde el diálogo social, la negociación y la confrontación, siempre de una manera confederal.

    Sanz concluyó su intervención informando de la entrega de 100.000 firmas contra la pobreza energética y felicitándose del movimiento de los y las jóvenes en defensa de la sostenibilidad del planeta.

    A continuación, se dio paso a Raúl Caviedes, delegado de Medio Ambiente de Borgers, una empresa asentada en la comarca del Henares, con una plantilla de más de 200 trabajadores/as, dedicada a los revestimientos textiles en la industria automovilística, donde, gracias a la acción sindical se ha implantado un gestor de residuos que se encarga de recogerlos y darles un tratamiento intermedio o final; así como la implantación de un complejo sistema de reciclaje con el que diversos materiales de desecho son transformados para su posterior uso como materia prima. Periódicamente se controlan las emisiones de ruido o aguas residuales. Se establecen controles de coordinación empresarial con las subcontratas para comunicarles requisitos fundamentales de medio ambiente. Existen sistemas de control ambiental implementados de manera obligatoria, que conviven con otros más avanzados, a los que la empresa no está obligada, pero emanados de la negociación. Se ha conseguido disponer de sistemas de alumbrado, calefacción, eficiencia energética, refrigeración, compresores, gas, agua…, que posibilitan un menor impacto medio ambiental, así como un ahorro económico y mayor viabilidad de la empresa y por lo tanto garantía en el empleo. No obstante, este camino conlleva una intensa actividad sindical que se ha de seguir promoviendo, con una gran concienciación por parte de todas las partes implicadas.

    Seguidamente, Juan Carlos Rejano, delegado de ITP y anterior secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO Henares, con la que sigue colaborando, informó sobre los inicios de la acción sindical medio ambiental en la complejidad de su empresa, del sector aeronaútico, que comenzó hace años a raíz de una denuncia por vertidos en el marco de una preauditoria.

    Rejano se refirió a multitud de legislación, normas, herramientas, reuniones, manuales de buenas prácticas, comisiones de medio ambiente, fichas de seguridad, registros, auditorias, compromisos de mejora, participación de los trabajadores/as y mecanismos de actuación sindical que se han ido incorporando en ITP de manera paulatina y constante; insistiendo en que si en un principio, la empresa lo veía como una amenaza, desde la acción sindical se ha sabido construir un clima de interés por parte de la misma, cuestión muy importante para ir avanzando positivamente en este campo.

    Posteriormente, Raquel Márquez, secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de la Federación CCOO de Industria de Madrid, comenzó incidiendo en la utilidad de la figura del delegado/a de Medio Ambiente a nivel micro para conseguir una transición justa, a la vez que recordando las palabras de Enrique Tierno Galván que ya hace 40 años dijo que Madrid tenía dos problemas: la contaminación y la especulación. A continuación añadió que en general, salvando excepciones, hay carencia de formación e información específica en el asunto de la jornada, así como ausencia de predisposición en las empresas más allá de la legislación laboral, en caso de que la cumplan, careciendo además de un marco legal que permita la participación sindical.

    Márquez hizo un recorrido histórico desde que en Alemania, en 1987, se firmara un acuerdo sobre protección ambiental entre patronal y sindicatos del sector industrial, pasando por que no fue hasta 2004, cuando en España, en Navarra, aparece la figura del delegado/a de medio ambiente, enumerando posteriores artículos, directivas, informes y procedimientos al respecto, que poco a poco nos están sirviendo para fortalecer y estimular la acción sindical tendente a conseguir efectos multiplicadores que lleven a una transición ecológica justa, donde no sólo la industria, sino todos los sectores productivos, se vean comprometidos e influidos por la acción del sindicato, que vela por la supervivencia de la vida en un planeta, en un país, en una comarca, que necesita empresas donde la sostenibilidad sea una factor de competitividad y empleo, determinado por una negociación colectiva comprometida con este vital asunto.

    Finalmente, Vicente García, en su calidad de secretario general de CCOO Henares, concluyó esta mesa, recogiendo gran parte de las intervenciones anteriores y añadiendo, entre otras cosas, que como dice la OIT, atajar los problemas ambientales mediante una transición ecológica de la economía puede ser una fuente de creación de empleo importantísima.

    García bajó a la realidad inmediata de la comarca, donde se trata de influir, sugerir y proponer medidas que no siempre son acogidas positivamente por los responsables municipales con los que el sindicato trata de cooperar en bien de la sociedad desde la perspectiva de la clase trabajadora, que es la inmensa mayoría. El ámbito de actuación toca, entre otros, los pactos locales de desarrollo económico o por el empleo, que suscribe cuando los ve adecuados.

    También se aporta la visión ante los PGOU (Plan General de Ordenación Urbana), que son una herramienta de diseño de ciudades, para que se perfile un futuro donde el desarrollo sostenible sea compaginable con una habitabilidad moderna que integre sistemas productivos respetuosos y que sean fuente de riqueza económica, social y ética, que promueva empleos estables y de calidad que permitan desarrollar proyectos vitales adecuados.

    A través de la implicación en el plan Activa, se ha favorecido el impulso de la economía circular, las ayudas a las empresas que transiten a la Industria 4.0, conectividad en los polígonos industriales, puntos de reciclaje, puntos de recarga para vehículos eléctricos y de repostaje glp. etc. En definitiva, CCOO quiere que se genere un ecosistema propicio para el mantenimiento y captación de empresas innovadoras, sostenibles que se crean y practiquen el cambio urgente y necesario de modelo productivo.

    No obstante, muchas veces nos encontramos con un políticas miopes y cortoplacistas de desarrollo que no dejan de promover grandes superficies destinadas exclusivamente a la logística, o al consumismo, con la construcción de monstruosos centros comerciales que no son otra cosa que templos de un consumismo irracional generadores de empleo precario; o medidas suicidas de masiva construcción de viviendas innecesarias, mientras se desaprovechan potencialidades tecnológicas y la situación estratégica del Corredor, olvidando también fomentar políticas que posibiliten una explotación razonable del suelo que nos ha de abastecer de alimentos que propiciaría un consumo de cercanía. Y todo ello, en un territorio depredado por la mala gestión de los residuos.

    En medio de esta situación, la acción sindical sigue comprometida con la sostenibilidad y esta jornada forma parte de un proceso, en el que se quiere involucrar a toda la sociedad, desde la cooperación y la aportación en función de la esencia de cada actor social, económico o político.

    Tras un descanso, Ángel Juberías, secretario de Medio Ambiente de CCOO Madrid, dio paso a la mesa política en la que participaron Pablo Altozano, del Partido Popular, y viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid; Ana Rodríguez, de Ciudadanos; Vanesa Lillo, de Izquierda Unida; Ana Sánchez, del PSOE, Rodrigo Irurzun, de Podemos, y Alejandro Sánchez, de Más Madrid. Todos ellos y ellas coincidieron en que las propuestas electorales de sus partidos no estaban cerradas y por lo tanto habrá que esperar que así sea para conocerlas. No obstante, las formaciones políticas dispusieron de un tiempo en el que coincidieron en la importancia del cambio climático y en la necesidad de abordarlo.

    A continuación resaltamos las pinceladas aportadas por cada grupo:

    PP.- Aunque el programa no está cerrado, continuamos avanzando en nuestra gestión acompañada de sus luces y sombras, comprometidos con el progreso y una sostenibilidad social dotada de empleo de calidad en una sociedad moderna. Nuestra región tiene un importante nudo logístico, buenas carreteras, el mayor puerto seco de España en Mercamadrid y uno de los mejores Metros de Europa en eficiencia energética, lo que nos lleva a una actividad económica que inevitablemente genera residuos y contaminación en un territorio en el que casi el 50% dispone de algún grado de protección, que hace posible que las poblaciones de águila imperial y buitre ibérico vayan mejorando No obstante, es necesario mejorar la gestión de los residuos con importantes inversiones en la gestión sostenible con actuaciones hasta 2024. Hemos de potenciar el taxi y los vehículos comerciales. Nuestra lógica pasa por hacer que pague quien contamina y bonificar y promocionar a quien descontamina.

    PSOE.- En un entorno en el que AEMET calcula que 32 millones de españoles/as están afectados por el cambio climático, el PSOE se muestra comprometido con adaptarse y luchar contra ello, haciendo alusión al anteproyecto de ley sobre el cambio climático, avanzando hacia una economía baja en carbono, sin dejar atrás a los trabajadores/as, potenciando las energías renovables para hacer un mundo sostenible que todos/as nos tenemos que creer. Afirmó que la actual gestión no fomenta la economía circular, no financia el avance para llegar a los residuos cero. Se requieren acciones sin precedentes para asegurar empleos de calidad con la participación de los sindicatos y la sociedad para luchar contra la contaminación atmosférica, lumínica y acústica; siendo necesarias políticas de movilidad sostenible, así como evitar las luchas entre los ayuntamientos y la Comunidad de Madrid, haciéndose necesaria la cooperación entre administraciones.

    PODEMOS.- Hay mucho por hacer en torno al cambio climático, incluyendo entre otras cosas, una adecuada política forestal. Esto no debería ser una cuestión de luchas partidistas, ya que a pesar de que el papel lo aguanta todo, hay que hacer cosas diferentes. No se puede intentar consolidar un modelo de crecimiento continuo basado en el incremento del PIB en un planeta finito. Hemos de aprender a convivir con los límites de la naturaleza para poder disponer de agua y recursos, pudiendo respirar saludablemente; somos ecodependientes y por ello apostamos por el cuidado de la vida y las personas desde un punto de vista ecofeminista y de igualdad social sin discriminaciones. Estamos llegando tarde, pero aún tenemos 10 ó 12 años para dar un vuelco a la situación, para lo que será necesaria una gran participación asumiendo sacrificios en un entorno ilusionante y superador de las dificultades. Si queremos mantenernos por debajo de un aumento de 1,5º, estamos llamados/as a descarbonizar la economía en 2050, logrando ya más de un 50 % en 2030. En otro orden de cosas, el macrovertedero de Loeches parece que va a ser una oportunidad perdida tal y como está proyectado. Se debe planificar la economía desde la fabricación, separando y reciclando, dejando de producir elementos tóxicos; potenciando la producción local del sector primario. Hay una importante oportunidad de empleo en las renovables, energías que por otro lado deben ir pasando a manos de la ciudadanía. Concluyó afirmando que para una transición justa, se ha de acabar con los privilegios de las clases económicas que generan desigualdades sociales y empobrecen la naturaleza, haciendo posible una gran protección social, así como un desarrollo adecuado de la formación profesional en sectores de futuro.

    CIUDADANOS.- Los expertos/as avisan de un periodo de 12 años para asumir cambios sin precedentes si queremos evitar el colapso medioambiental. No tenemos más que atender a las informaciones de AEMET, que nos dicen que tenemos veranos 5 semanas más largos que en los años 80. Es el momento de cambiar hacia una economía sostenible y evitar la desertización de nuestro país. Ciudadanos propone el impulso de un plan de ahorro energético en edificios públicos; planes de movilidad sostenible, incluyendo vehículos eléctricos, descarbonización del transporte y redes de puntos de recarga; separación de las fracciones de residuos; incentivación de fabricación de productos biodegradables y reciclables; apoyo a la tecnología y economía circular para avanzar hacia ciudades respetuosas con el medio ambiente, donde se fomente el empleo verde.

    IZQUIERDA UNIDA.- Debemos compartir reflexiones y propuestas que vienen de los/las jóvenes y el feminismo en torno a la crisis eco-social a resolver, no ya tanto cumpliendo con Europa sino con el desarrollo de la vida en el planeta, ya que en múltiples ocasiones, a quienes producen el desastre, les sale más rentable pagar las multas que aplicar las normas que genera el sistema. El concepto “capitalismo verde” es un oxímoron, una contradicción en si misma, pues el capitalismo pretende acabar con el planeta, reinventándose continuamente para llegar a cotas insostenibles de consumismo, haciendo negocio con realidades fatales que parecen hacer progresar la sociedad, escondiendo las desigualdades y las cuestiones de clase donde se incluyen los desequilibrios territoriales. En otro orden de cosas, se ha de abordar el asunto del coche eléctrico, siendo conscientes que ha de estar enmarcado en un plan de movilidad intermodal, dotado de corredores ecológicos; acabando con la sin razón de destinar dos horas para llegar a los puestos de trabajo. Izquierda Unida pretende plantear y resolver los problemas para revertir y transformar una sociedad donde los recursos vitales, como el agua, estén en manos públicas (recordó el caso Lezo), y donde se rechacen macroproyectos como al operación Chamartín.

    MÁS MADRID.- Comenzó refiriéndose a Greta Thunberg, la joven sueca iniciadora del movimiento estudiantil contra el cambio climático, poniéndola como modelo a seguir en la implementación de iniciativas eficaces más allá de reuniones y papeleos. Al hilo de esto, criticó la nula gestión del actual Gobierno de la Comunidad de Madrid, del que dijo no ha hecho nada relevante al respecto durante los últimos cuatro años para combatir el cambio climático. Por ello, las próximas elecciones son de gran importancia en una Comunidad Autónoma de 6,5 millones de habitantes en una superficie de 8,000 KM cuadrados donde se ha llevado a cabo un modelo urbanístico propio de los años 60, con falta de una planificación actual y recurriendo a continuos parches, citando la elevación de la cota del vertedero de Alcalá. Esta administración ha carecido de inversiones de todo tipo para abordar el cambio climático, mencionando los incendios que se han producido últimamente en plantas relacionadas con los residuos, debido a la escasa capacidad de inspección. Tenemos un gobierno que presume de un alto porcentaje de protección territorial, pero sin planes reales y con presupuestos irrisorios, dejando abandonados a los ayuntamientos a su suerte. Este gobierno, de PP y Ciudadanos, añadió, es responsable de rechazar dos proyectos de ley sobre el clima y la biodiversidad. Más Madrid, propone fomentar la formación profesional en sectores de la economía circular, así como un enfoque verde del empleo, la movilidad, la energía, y el buen vivir, apoyado en la cultura, la alimentación, la educación y la sostenibilidad.

    Durante el turno de preguntas, cabe destacar que el PP, ante una interpelación sobre residuos y vertederos, se remitió a que esta es competencia municipal y que hasta que el de Alcalá no esté colmatado no se cerrará. Ante el estado del río Henares, se remitió a la Confederación Hidrográfica del Tajo. Y defendió los criterios técnicos por encima de los políticos, con respecto al asunto de la zona ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) y su futuro.

    El PSOE se pronunció por la necesidad que tienen las empresas para adaptarse a una transición ecológica, así como de que no se toque la zona ZEPA.

    Ciudadanos, preguntado por la movilidad, apostó por los aparcamientos disuasorios y el transporte público, junto a un parque móvil sostenible.

    Podemos se refirió a la fiscalidad verde y ecológica; subidas salariales y reducciones de jornadas que permitan crear más empleo.

    Izquierda Unida señaló la importancia de la formación en medio ambiente, así como en la implementación de clausulas medioambientales en los pliegos de contratación de las administraciones.

    Más Madrid criticó el modelo urbanístico depredador en la región de Madrid, en cuanto a vivienda, proponiendo un acuerdo entre las administraciones y los agentes sociales para el territorio.

    Para CCOO esta jornada ha resultado esclarecedora y motivante para el activo sindical, y hace un llamamiento a toda la ciudadanía para que valore los programas electorales de una manera crítica y responsable antes de ejercer el derecho de votar al que estamos llamados y llamadas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.