Comisiones Obreras de Madrid | 3 de junio de 2020

La siniestralidad se contuvo en la Comunidad de Madrid en 2019, aunque en el sector de la construcción sigue creciendo

  • Los accidentes en construcción aumentan en todos los grados, pero es especialmente preocupante el aumento de la mortalidad ya que durante este año acumula 16 trabajadores fallecidos en jornada de trabajo frente a los 10 del anterior, lo que supone un incremento del 60%.
  • Un sector que en nuestra comunidad ocupa al 6,1% de la población trabajadora sufre el 35,6% de los accidentes mortales en jornada de trabajo.

13/01/2020.
Dos trabajadores en la Puerta del Sol de Madrid

Dos trabajadores en la Puerta del Sol de Madrid

Durante el año 2019 se han producido en la Comunidad de Madrid un total de 93.541 accidentes de trabajo, 42 menos que en 2018, de los que 76.655 son en jornada de trabajo y 16.886 in itinere. Estos datos muestran una contención de la siniestralidad en nuestra Comunidad, con una disminución de apenas un 0,04% en el total de accidentes y de 0,12 en los accidentes en jornada laboral.

En términos de gravedad se han producido 438 accidentes graves y 66 mortales, frente a 416 y 71 respectivamente del año anterior, lo que supone una disminución del 7,04% en las muertes en el trabajo y un aumento del 5,29% en los accidentes graves. Es destacable el hecho que de los 66 trabajadores/as que han perdido la vida en el trabajo, 45 se han producido en jornada de trabajo y 21 han sido in itinere, lo que evidencia una disminución significativa del 21,05% en las muertes en jornada de trabajo y un aumento del 50% en los in itinere. Los accidentes graves se han incrementado en todas sus formas y sectores.

El análisis por sectores nos muestra un comportamiento muy preocupante del sector de construcción que en términos de muertes por accidentes de trabajo, se puede calificar de alarmante. Así, los accidentes en construcción aumentan en todos los grados pero es especialmente preocupante el aumento de la mortalidad ya que durante este año acumula 16 trabajadores fallecidos en jornada de trabajo frente a los 10 del anterior, lo que supone un incremento del 60%. Es decir, un sector que en nuestra comunidad ocupa al 6,1% de la población trabajadora sufre el 35,6% de los accidentes mortales en jornada de trabajo.

Respecto a la forma de producción de los accidentes graves y mortales podemos observar como en este año han disminuido las patologías no traumáticas y los accidentes de tráfico y han aumentado los accidentes in itinere y las formas traumáticas especialmente las caídas de altura, contactos eléctricos y golpes con objeto que cae.

Por sexo, las mujeres continúan teniendo un mayor protagonismo en los accidentes in itinere, de tal forma que de 16.886 accidentes in itinere, 9.878 (58,5%) fueron en mujeres y 7.008 (41,5%) en hombres. Esta diferencia está directamente ligada a la mayor precarización del trabajo femenino, ya que a las mujeres les afecta en mayor medida las jornadas irregulares, los trabajos parciales no deseados y la necesidad de simultanear varios empleos, lo que les obliga a un mayor número de desplazamientos y, además, habitualmente con tiempos muy marcados también por la doble presencia y las necesidades en torno a la conciliación de la vida laboral, familiar y social.

CCOO de Madrid valora de forma positiva la contención de la siniestralidad y especialmente la disminución de la mortalidad en jornada de trabajo que ha supuesto pasar de 57 muertes en 2018 a 45 en 2019, pero muestra su preocupación por la evolución del sector de construcción. En este sentido, y constatando la necesidad de poner el foco en este sector, CCOO ha participado de forma activa en el documento de consenso aprobado en el seno de la Mesa Sectorial de Seguridad y Salud en el Trabajo dependiente del Consejo para el Dialogo Social de la Comunidad de Madrid y que tiene como objetivo desarrollar actuaciones para reforzar la prevención de riesgos laborales en este sector.

CCOO de Madrid denuncia que la degradación de la prevención en las obras asociada a la precariedad en el empleo son las responsables del aumento de la siniestralidad en la construcción. Se está creando empleo de mala calidad, con condiciones de trabajo muy precarias que hacen que sea más inseguro. Destacan la exigencia de ritmos de trabajo excesivos y la primacía de los plazos de entrega sobre la seguridad, pero también la irresponsabilidad empresarial en la aplicación de las normas y los abusos de la patronal en este sector, unido a la cadena de subcontratas que impiden una verdadera coordinación de actividades empresariales en materia preventiva. En este sentido, es urgente que además de la derogación de la reforma laboral se destinen los recursos necesarios para realizar un mayor seguimiento y control a las obras, velando por un eficaz cumplimiento de la prevención de riesgos laborales por parte de los promotores, las empresas contratistas, subcontratistas y autónomos.

Para la secretaria de Salud Laboral de CCOO de Madrid, Carmen Mancheño, cada accidente laboral es un fracaso de la sociedad y 66 personas que no vuelven a casa del trabajo es una cifra inasumible para nuestra sociedad. En este sentido apuesta por fortalecer el trabajo colectivo, los agentes sociales debemos seguir con el trabajo en primera línea, acercando la prevención a las puertas de las empresas, sobre todo de las pequeñas y medianas, impulsando la cultura preventiva y los derechos en prevención. Pero también vamos a exigir a los empresarios que cumplan con sus obligaciones legales y a todos los organismos que tienen responsabilidades en prevención su compromiso en la defensa de la salud de la población trabajadora y su contundencia en la sanción frente a los incumplimientos de la norma y en la vulneración de los derechos en prevención de los trabajadores y trabajadoras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.