Comisiones Obreras de Madrid | 12 de julio de 2020

CCOO denuncia el recorte de al menos 14.121 plazas y 468 unidades en la educación pública para el próximo curso en la Comunidad de Madrid

    01/06/2020.

    El Gobierno regional “está aprovechando la pandemia para recortar en educación pública”, señala Isabel Galvín

    CCOO ha denunciado la supresión de al menos 14.121 plazas educativas en al menos 468 unidades en la Comunidad de Madrid. Así lo recoge el informe sobre supresiones de unidades y plazas públicas en centros educativos de la región, para el curso 2020/ 2021, presentado este lunes por la secretaria general de la Federación Regional de Enseñanza de Madrid de CCOO, Isabel Galvín, en el que se analizan 1.094 centros correspondientes a las cinco áreas territoriales educativas de la Comunidad.

    Según los datos ofrecidos por el sindicato, a partir de los datos oficiales de la Consejería de Educación, los centros más afectados son los Institutos de Educación Secundaria, con recortes de aulas en tres de cada diez. Los CEIPSO y los CEIP sufren recortes en dos de cada diez centros. El mayor número de plazas suprimidas se produce en la Educación Infantil, con 4.175 plazas. El recorte de plazas en Bachillerato también es muy significativo con 3395 plazas. Por Direcciones de Área Territorial, la DAT Sur es la más afectada, con casi 4.000 plazas y 148 unidades suprimidas.

    CCOO señala que estas supresiones no tienen ninguna justificación datas las altas ratios que tienen los centros públicos madrileños así como la falta estructural de plazas públicas existente en Madrid que cada año queda de manifiesto en el proceso de escolarización. Pero, menos aún en plena situación de pandemia como consecuencia del coronavirus, en la que hará falta reducir las ratios para garantizar el aforo máximo y los dos metros de distancia de seguridad que prescriben las autoridades sanitarias.

    Según Isabel Galvín el Gobierno regional “está aprovechando la pandemia para recortar en educación pública y aplicar su agenda privatizadora”. Esto tendrá efectos devastadores en la educación madrileña que sin haber terminado de revertir los recortes sufridos en la anterior crisis va a seguir sufriendo más recortes con los consiguientes de incremento de los desequilibrios y las desigualdades, los dos mayores problemas de la educación madrileña.

    Para Galvín, la Comunidad de Madrid mantiene este plan inicial a pesar del coronavirus, que se está llevando a cabo sin ninguna transparencia y que supone el trasvase de alumnado hacia la educación privada por falta de una oferta suficiente en la pública única razón de esta iniciativa. Por eso insta a la consejería a desbloquear las unidades y plazas suprimidas y garantizar el derecho de las familias que desean elegir escuela publica.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.