Comisiones Obreras de Madrid | 22 de octubre de 2020

El Ayuntamiento de Alcobendas denunciado por cancelar la medida preventiva preferente frente al COVID-19

  • Alcobendas se convierte en el ayuntamiento analógico estancado en el siglo XX

CCOO ha denunciado al Ayuntamiento de Alcobendas en la Inspección de Trabajo por cancelar la medida preventiva preferente que marca la ley, incluso con trabajadores sensibles. Una medida que estaba funcionando perfectamente como presumía la administración a finales de marzo en la revista municipal.

26/06/2020.
Ayuntamiento de Alcobendas

Ayuntamiento de Alcobendas

CCOO ha denunciado al Ayuntamiento de Alcobendas en la Inspección de Trabajo por cancelar la medida preventiva preferente que marca la ley, incluso con trabajadores sensibles. Mientras el Estado, la Comunidad y la mayoría de los ayuntamientos está apostando por el teletrabajo y lo extienden hasta septiembre o más tarde para proteger a sus trabajadores, este consistorio apuesta por retroceder al siglo XX.

El Ayuntamiento de Alcobendas fue el primero que anuló el Teletrabajo para toda la plantilla durante el mes de mayo, aunque había presumido en los medios de comunicación de la alta eficiencia que estaba teniendo y se estaba realizando perfectamente todo el trabajo preventivo. Anulaba una medida preventiva, por ahorrar costes, que no han anulado ni administraciones con verdaderos problemas de presupuestos, siendo Alcobendas uno de los municipios más saneados de España. CCOO protestó y conseguimos que mantuvieran al menos a los trabajadores vulnerables y a algunos casos graves de conciliación, prometiéndonos que estudiarían los casos de trabajadores que los solicitaran y pudieran realizar su actividad laboral a distancia al 100%.

El 8 de junio la corporación hizo venir también presencialmente a trabajadores vulnerables, exponiéndoles a mayor riesgo, anulando una media preventiva, que es según ley, preferente y aplicable siempre que sea posible, y era totalmente posible puesto que llevaban meses realizando ese trabajo desde casa, utilizando sus propios equipos y su red si solicitar ninguna compensación. Alcobendas se convirtió otra vez en el único Ayuntamiento de la Zona Norte y uno de los pocos de Madrid que canceló el Teletrabajo de manera general a todos los trabajadores, incluyendo los vulnerables, exponiéndoles presencialmente al riesgo del COVID de manera innecesaria.

La administración alega que protegen la seguridad de estos trabajadores sensibles con medidas preventivas específicas y trabajan de forma segura presencialmente. ¡Sólo faltaba que les obligaran a trabajar sin protegerles! Pero esta no es la medida preventiva preferente. Es como hacer subir a los trabajadores al edificio por un andamio, con casco, arnés y todas las medidas preventivas necesarias para que sea seguro, habiendo ascensor.

No existen motivos técnicos ni organizativos (se anuló a todos los trabajadores sin tener en cuenta sus puestos) y ni siquiera económicos (las licencias están pagadas hasta el 30 de junio y siguen activas y como no han dejado usarlas han derrochado el dinero de los contribuyentes) y aun así exponen a trabajadores vulnerables al riesgo. La única explicación es que nuestra administración no cree en la tecnología y sus medios de control, tiene una mentalidad analógica del Siglo XX y desconfía del trabajo de sus funcionarios, que alaba de palabra, pero les descuida con sus hechos, sin ninguna empatía con trabajadores que tienen miedo por su salud o tienen mayores enfermos, hijos menores o inclusos bebés a los que cuidar.

Ante la nueva protesta de CCOO, sólo mantuvieron a los casos graves de conciliación, que no tenían donde dejar a sus hijos pequeños o tenían que cuidar a familiares graves, hasta el 30 de junio, aunque su problema no desaparece. CCOO informó de que no estaba de acuerdo y solicitó que se creara una Comisión para negociar el Teletrabajo al menos hasta septiembre, como en todas las administraciones, estudiando las solicitudes de los trabajadores sensibles, de los casos de conciliación y de toda la plantilla susceptible de tele trabajar. Estas solicitudes no supondrían ni un 10% de la plantilla, y el pequeño coste se amortiza con el ahorro en mascarillas y el gasto de mamparas y medidas preventivas para garantizar una distancia mínima de separación. Una pequeña petición cuando el resto de las administraciones extienden el teletrabajo para la mayoría de los trabajadores e incluso el gobierno central aprueba el Teletrabajo para todos los funcionarios del estado.

La respuesta ha sido negativa y además, para más INRI, a la par que eliminan el teletrabajo nos dicen que "El Ayuntamiento de Alcobendas va a salir en los medios de comunicación como modelo y ejemplo de eficacia en el teletrabajo". Ante esta contestación, y por la negativa total de la administración a negociar, CCOO, luchando siempre por los derechos de los trabajadores, ha presentado una denuncia en la Inspección de Trabajo por las siguientes Infracciones cometidas en materia de Prevención:

No continuar con el teletrabajo, medida preferente determinada por ley.

Anular medidas preventivas en trabajadores vulnerables.

Incumplimiento de las medidas recomendadas por el estado y la Comunidad de Madrid.

Actualmente se está negando teletrabajar a trabajadores con bebes y niños muy pequeños, a trabajadores con padres enfermos incluso convalecientes por el COVID, a trabajadores vulnerables y a servicios que ni siquiera tienen actividad presencial con usuarios en estos días, como el caso de la Escuela de Música o la Universidad Popular y otros muchos más.

Alcobendas ha sido superada por todas las administraciones en medidas favorables que protegen a los trabajadores. Los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento de Alcobendas, con este gobierno municipal, han pasado de estar en el top ten a ser tratados como parias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.