Comisiones Obreras de Madrid | 3 marzo 2024.

La Federación de Enseñanza de CCOO Madrid pide a las candidaturas electorales que visibilicen los problemas de la escuela pública y del profesorado

    El profesorado se ha sumado a la huelga del 26 de mayo convocada por los sanitarios para aunar fuerzas y poner la educación pública y a sus profesionales en la agenda política. "Hay malestar y mucha preocupación” en los centros educativos, advierte Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid

    26/05/2023.
    Concentración frente a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid

    Concentración frente a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid

    La Federación de Enseñanza de CCOO Madrid ha pedido a las diferentes candidaturas que aspiran a gobernar Madrid que den visibilidad durante la campaña electoral a la situación de la escuela pública en la región y a las reivindicaciones del profesorado. “Hay una percepción en los centros educativos de que ni la educación ni sus profesionales figuran entre las prioridades de la agenda política. Desde luego no lo están en la de la actual presidenta y candidata a volver a serlo. Hay malestar y mucha preocupación”, afirma Isabel Galvín, secretaria general de esta Federación. 

    Muchos de los problemas que la educación pública en Madrid arrastra desde hace años son compartidos con otro servicio público fundamental para la ciudadanía, que es la sanidad, y “para aunar fuerzas”, el profesorado ha ido a la huelga junto a los sanitarios el 26 de mayo. 

    Exceso de horas lectivas

    Galvín ha recordado que “en Madrid no se ha revertido la subida del horario lectivo, el principal recorte que llevó a cabo el Gobierno de Rajoy en 2011 mediante Real Decreto y que se convirtió en un instrumento para recortar plantilla. Su aplicación supuso el despido fulminante de miles de profesores y profesoras”. Desde entonces se mantiene aquel horario lectivo, que en Madrid es de 25 horas en Primaria e Infantil y de 20-21, incluso más, en Secundaria. “La bajada de horario lectivo no significa que el profesorado trabaje menos”, aclara. “Significa que nuestro horario se organiza de otra manera, con más tiempo para otras actividades y funciones que también tenemos atribuidas como docentes”.

    Se da la circunstancia de que Madrid y Galicia son las únicas comunidades autónomas que no han revertido ese recorte. Por ejemplo, el horario lectivo en Secundaria ahora mismo en Castilla y León es de 17 horas lectivas frente a las 21 de Madrid

    Masificación en las aulas

    El exceso de horario lectivo del profesorado se agrava por la masificación en las aulas. Madrid tiene las ratios más altas de toda España, “con lo cual se produce una especie de tormenta perfecta, acompañada de plantillas muy justas en general, y en particular en los perfiles de atención a la diversidad. Tenemos una ratio de orientador por alumno que en algunos centros es de 1 para 1.200-1.300 alumnos, lo que supone entre tres y cuatro veces más de lo que se considera aconsejable por la UE, por la OCDE y por los expertos internacionales”, detalla Galvín. “Es una barbaridad. En Primaria se está dando un fenómeno que denominamos ‘el dos por uno’, es decir, ante la escasez de plantilla, los centros buscan profesionales que tengan más de una especialidad para que les cubran varios perfiles”

    Y además, el papeleo

    Otro frente que contribuye a la sobrecarga de trabajo que sufren los docentes es el papeleo. “Hay un exceso hasta el absurdo de la burocratización”, señala Galvín. “Todos los conflictos que suceden en la escuela se acaban resolviendo con un protocolo que conlleva papeleo: hay protocolos para temas de convivencia, para acoso, protocolos por calor, protocolos cuando se detecta alguna conducta de riesgo autolesiva en el alumnado, protocolos para la valoración de la situación de digitalización del centro… En fin, mucha burocracia que no viene acompañada de recursos”. 

    Los peor pagados

    Madrid, la comunidad más rica de España, que presume de ser el motor de la economía del país, es la que menos invierte en educación. “Con toda probabilidad, este año nos vamos a situar en un porcentaje de inversión que no va a superar el 2,4. Es la mitad de lo que se invierte de media en España y muy a la cola de lo que se invierte en Europa. Por tanto, si hay dinero, si la economía está creciendo, no pueden seguir valiendo las medidas que se aplicaron durante la crisis”, reclama la responsable sindical.

    En cuanto a retribuciones se refiere, Madrid se sitúa también a la cola: “Es de las comunidades que peor paga a sus profesores y hay ya un fenómeno de emigración de profesorado hacia otras comunidades autónomas”.

    En definitiva, horarios excesivos, precariedad laboral, plantillas insuficientes, bajas retribuciones, maltrato a los profesionales…, problemas de la educación pública similares a los de la sanidad. “Tras un proceso amplio de participación, hemos decidido sumarnos a la huelga y dar visibilidad a nuestras reivindicaciones y a lo que está pasando en los centros educativos porque en la campaña electoral está pasando completamente desapercibido, no se está hablando de ello, y situar un hecho: que si el futuro gobierno, sea el que sea, no pone en el centro la educación y a sus profesionales, los haremos nosotros”.