Comisiones Obreras de Madrid | 22 abril 2024.

CCOO denuncia el abandono de la investigación sanitaria por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, que invierte por detrás de regiones como Cataluña o País Vasco

  • El sector que se encuentra en un momento crucial con la negociación del nuevo Convenio Colectivo, teme por la pérdida de talento y fuga de profesionales
  • La inversión en investigación en Madrid es de 32 € per cápita, es la tercera región que menos invierte solo por detrás de Castilla-La Mancha y Murcia

22/02/2024.
Investigadora en la Comunidad de Madrid

Investigadora en la Comunidad de Madrid

CCOO Sanidad Madrid denuncia el lamentable compromiso de inversión del Gobierno de la Comunidad de Madrid con la investigación sanitaria en la región. Los últimos datos comparativos de los presupuestos de las comunidades autónomas (2022) colocan a Madrid en el antepenúltimo lugar en inversión de I+D+i, solo por delante de Castilla-La Mancha y la Región de Murcia. La Comunidad de Madrid solo invierte en investigación 32 euros per cápita frente a La Rioja -también uniprovincial- que invierte 386 euros per cápita o Euskadi que dedica 246 €, ambos ocupan los primeros puestos del ranking. 

Las 13 fundaciones de investigación biomédica (FIB) dependientes de los hospitales públicos del SERMAS tienen asignada una financiación de poco más de siete millones de euros para el ejercicio 2024, según consta en los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid del año 2024. Una cifra que, a juicio de CCOO, es absolutamente insuficiente para mantener una investigación sanitaria de calidad.

La Comunidad de Madrid es el motor económico del país, según afirman sus propios gobernantes y, sin embargo, del análisis de los presupuestos de este año (2024) de comunidades como Cataluña o el País Vasco, se evidencia la deplorable situación en la que se encuentra este capítulo en las fundaciones de investigación biomédica de la Comunidad de Madrid. 

En el caso del País Vasco, las cinco fundaciones de aquella región tienen asignado un presupuesto de 14 millones de euros para el presente ejercicio, con un compromiso adicional de 3,5 millones para proyectos de investigación en siguientes períodos. En el caso de Cataluña, la diferencia es abismal. La Dirección General de Planificación en Salud destina más de 53 millones de euros para financiar las actividades de los centros de investigación sanitarios de Cataluña y la Dirección General de Investigación catalana destina otros 30 millones de euros para financiar centros de investigación biomédica. 

Las cifras establecen que Cataluña invierte 10 veces más que Madrid. Si bien es cierto que algunas de estas partidas incluyen centros que no están adscritos únicamente al ámbito sanitario, resulta evidente el retraso que acumula Madrid respecto a las regiones con las que debe compararse. Esta posición lastra la competitividad de las instituciones de investigación de nuestra región y dificulta su desarrollo, afirma el responsable de investigación de CCOO Sanidad Madrid, Juan Ángel Fresno. 

Las cifras tienen aún más relevancia en el contexto de la negociación del II Convenio Colectivo del Grupo de Empresas de las Fundaciones de Investigación Biomédica del SERMAS, que se encuentra atascada por la falta de compromiso por parte de las direcciones de las fundaciones para desarrollar un modelo de carrera profesional y establecer unas remuneraciones equivalentes a las del personal del SERMAS como mandata el artículo 85 de la Ley 14/2007, de Investigación Biomédica.

Apuesta por la investigación

CCOO, sindicato mayoritario en la totalidad de las fundaciones, emplaza al Gobierno de la Comunidad de Madrid a que haga una apuesta decidida a nivel político y a nivel presupuestario por la investigación sanitaria y sus profesionales, que permita desbloquear la negociación del nuevo convenio colectivo para el sector, con el que se pretende implementar una carrera profesional digna para los 2000 profesionales de la investigación sanitaria pública.

CCOO quiere conseguir el mejor acuerdo posible para las trabajadoras y trabajadores de las FIB en la región, y que convierta a estos centros de investigación sanitaria en referentes a nivel estatal para la atracción y retención del talento.