Comisiones Obreras de Madrid | 22 abril 2024.

CCOO alerta del profundo malestar en los Servicios de Inspección de Madrid

    El sindicato ha recogido el estupor, sorpresa e indignación con que se ha leído la resolución publicada el 13 de febrero pasado en los Servicios de Inspección de Educación de la Comunidad de Madrid

    23/02/2024.

    CCOO señala que esta situación, que supone otro agravio, se suma a los errores de procedimiento que se acumulan, así como a la falta de escucha y ausencia de reconocimiento de los y las profesionales en los servicios de inspección.

    Por los hechos que están ocurriendo, CCOO denuncia que no se han ofertado todas las plazas vacantes en el concurso de traslados del Servicio de Inspección Educativa (SIE) en la Comunidad de Madrid. De acuerdo con la segunda base de la Resolución de 25 de octubre de 2023, de la Dirección General de Recursos Humanos por la que se convoca el concurso de traslados, se deberán ofertar todas “las vacantes existentes o que se produzcan hasta el 31 de diciembre de 2023, siempre que estén previstas en la planificación educativa”.

    “Pues bien, de esa planificación se han dejado de ofertar 7 plazas en el SIE Capital y 6 en el SIE Sur, lo que son cifras muy importantes porque las plantillas en los servicios de inspección son muy reducidas”, denuncia la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, Isabel Galvín. Así, en la última rotación de centros de inspectores/as de principios de septiembre de 2023 y que se hace cada 4 años, en Capital se ofertaron 24 plazas, mientras en el concurso de traslados se ofertan ahora en febrero (sin existir ninguna variación en la plantilla), 17. En el Sur, en la misma rotación se ofertaron 20 y ahora se ofertan 14. “¿Dónde están las que restan, 7 y 6 respectivamente?”, pregunta Galvín.

    Las inspectoras e inspectores a los que especialmente afecta esta convocatoria de concursos de traslados es el de quienes que han superado el último proceso selectivo finalizado en 2021.

    “Estos profesionales han sido profundamente maltratados por esta administración”, recuerda Galvín. De entrada, dicho proceso selectivo estuvo plagado de irregularidades. Debido a un grave error en la admisión de candidatos en la oposición, la resolución del concurso inicial para que estos inspectores e inspectoras obtuvieron su primer destino fue recurrida y el nombramiento como inspectores en prácticas, que debía haber tenido lugar en septiembre de 2022, no se produjo sino hasta enero de 2023, con el perjuicio que esto produjo para candidatos ya seleccionados que no pudieron incorporarse a sus puestos de trabajo y que habían cesado en sus puestos previos como inspectores e inspectoras accidentales o como profesoras y profesores de aula. Esto supuso un grave perjuicio tanto económico directo como en derechos laborales: por ejemplo, la antigüedad en el Cuerpo de Inspección.

    Por si no fuera poco, este hecho no permitió a los funcionarios y funcionarias de esta promoción concursar en el concurso de traslados convocado en octubre de 2022. Además, en el momento actual, está en marcha un proceso selectivo convocado por Resolución de 23 de noviembre de 2023. Esta situación va a crear un agravio comparativo con respecto a los candidatos seleccionados en dicho proceso, pues los inspectores e inspectoras de la promoción de 2021 el próximo año no podrán concursar, mientras que aquellos que superen esta nueva convocatoria, obligados a concursar, ocuparán plazas que no se han ofertado en el actual concurso de traslados y que no se volverán a ofertar, por este motivo, en concursos subsiguientes.

    “Dicho de otra manera: la promoción que apruebe en 2024, pasará por delante, en cuanto a la obtención de destino definitivo, a la de 2021”, denuncia la secretaria general.

    No se trata sólo de una reivindicación en el ámbito laboral. La oferta de sólo 17 y 14 plazas respectivamente en el SIE Capital y el SIE Sur supondrá el traslado forzoso de siete de estos inspectores e inspectoras que han superado el proceso selectivo convocado en diciembre de 2020 y finalizado en 2021.

    Aun con todo esto, la sorpresa viene dada porque, en diciembre del 2022, se mantuvo una reunión con el subdirector general de Inspección y la subdirectora general de Recursos Humanos en la que se informó a los inspectores de educación que habían aprobado el proceso selectivo convocado en 2020 y finalizado en 2021 de las causas de la demora en su nombramiento (de septiembre de 2022 a enero de 2023), afirmando que esta demora no iba a conculcar sus derechos, pues existían plazas vacantes para que todos mantuvieran sus destinos, como así es. Es más, la subdirectora general de Recursos Humanos afirmó en aquella reunión que en el concurso de traslados de 2023 se ofertarían tantas plazas como fueran necesarias para que todos los participantes inmersos en el proceso pudieran acceder al SIE que solicitaran como primera opción. 

    “Estos movimientos suponen un grave perjuicio a la estabilidad de las plantillas de todos los servicios de inspección y al funcionamiento de los mismos. Pero, lo más grave, es la afectación negativa que supone a los centros educativos, siendo esta la mayor queja que los centros transmiten”, resume la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, Isabel Galvín. 

    Por todo ello, CCOO ha exigido a la Consejería de Educación que rectifique, cumpla sus compromisos y oferte todas las plazas para no conculcar los derechos de los inspectores e inspectoras madrileñas. Para abordar el malestar en los servicios de Inspección por esta injustificable actuación que se suma a otras actuaciones arbitrarias, el sindicato ha solicitado que se produzca una reunión a la mayor brevedad.