Comisiones Obreras de Madrid | 22 abril 2024.

La plantilla del Ayuntamiento de San Fernando de Henares en huelga los días 3 y 4 de abril

  • El Gobierno de San Fernando de Henares recorta plantilla y privatiza servicios, como excusa para ordenar la organización.
  • Recorta los sueldos de las categorías más bajas para contratar puestos a dedo con sueldos de hasta 90.000 euros-

02/04/2024.
La plantilla del Ayuntamiento de San Fernando de Henares va a la huelga los días 3 y 4 de abril

La plantilla del Ayuntamiento de San Fernando de Henares va a la huelga los días 3 y 4 de abril

Las trabajadoras y trabajadores del Ayuntamiento de San Fernando de Henares fueron convocados a dos jornadas de huelga, los días 3 y 4 de abril. Esta convocatoria la realizaron los sindicatos CCOO, CSIF y CGT, que representan a la gran mayoría de los trabajadores y las trabajadoras del ayuntamiento. Fue aprobada por unanimidad en asamblea general, frente a la intención del equipo de gobierno de aprobar una relación de puestos de trabajo, un organigrama y una valoración de puestos, sin escuchar a los trabajadores en mesa general de negociación, único órgano de representación competente para tal fin.

Desde el Gobierno municipal se está trasladando una información que no se ajusta a la realidad y es necesario que aportemos nuestra visión de lo que está sucediendo y las razones que llevan a los trabajadores y trabajadoras a una oposición tan unánime a lo que el gobierno presenta como solución.

Primero:

Los acuerdos que afectan a toda la plantilla, como la RPT y valoración de puestos de trabajo, se deben adoptar en el órgano de negociación en el que están representados los que tienen contratos laborales (la mayoría de los trabajadores y trabajadoras municipales) y los funcionarios y funcionarias, que es la Mesa General de Negociación Conjunta. Esto no ha ocurrido. Es decir, prácticamente un 70% de la plantilla se ha quedado sin voz, ni opinión, sólo se ha negociado con el 30% que, no por casualidad, no sufrirá en su mayoría los recortes.

Segundo:

La valoración de puestos de trabajo refleja de hecho una bajada en el sueldo a los grupos de categorías laborales más bajas y fuertes subidas a los grupos más altos, fundamentalmente en puestos a los que se accede por libre designación. Como ejemplo, para algunos puestos, los más altos, se recogen subidas de casi un 30% (algunos puestos ganarán 90.000 euros) mientras que por el contrario, los puestos más modestos sufren una bajada de un 18%.

Tercero:

Se amortizan plazas (18 en total) en varios departamentos, como en el de mantenimiento, en el que se perderían 10 puestos de trabajo con dicha RPT y se pasarán a privatizar servicios. Mientras se crean 11 puestos nuevos de jefatura y dirección que, sumados a los 10 actuales, ascenderían a 21, un incremento de un 110 % en estos puestos y todos de libre designación. Los nuevos puestos y el gran aumento de sueldos a estos cargos, supondría un coste de más de un millón de euros de gastos para la ciudad al año.

Cuarto:

Para los trabajadores y trabajadoras que actualmente verán bajar su salario, si bien se les aplicará un complemento que iguale en apariencia el salario actual, éste irá absorbiendo tanto las subidas anuales generales, como los pluses de festividad, nocturnidad, etc., es decir, en realidad será una congelación de su salario actual.

Quinto:

Las nuevas plazas que se ofrezcan en oferta de empleo público, tendrán fijada una remuneración menor de la que tienen los mismos puestos en la actualidad. Puestos similares tendrán salarios diferentes.

Lo que la plantilla pide al Gobierno municipal es sencillo y razonable:

 - Que apruebe la RPT, el organigrama y la valoración de los puestos de trabajo, cuando estas sean justas y negociadas en la Mesa general de negociación.

- Que acelere la dotación de puestos vacantes, así como las bolsas para cubrir bajas.

- Que mantenga el empleo público y no privatice los servicios públicos municipales.