Comisiones Obreras de Madrid | 22 julio 2024.

CCOO amenaza con paralizar la actividad en la sede de Plaza de Castilla tras un mes denunciando altísimas temperaturas en los juzgados

    09/07/2024.
    Aparato de aire acondicionado sin tubos de extración de aire al exterior

    Aparato de aire acondicionado sin tubos de extración de aire al exterior

    -Desde principios de junio el personal que trabaja en esta sede está soportando temperaturas diarias de unos 32ºC que, en algunos casos, llegan a alcanzar los 35ºC. Los registros son muy superiores a los límites legales y ponen en riesgo la salud y seguridad de las y los trabajadores y público, sin que la Consejería de Justicia haya tomado hasta el momento ninguna medida organizativa, como el teletrabajo, que ayude a paliar el estrés térmico diario que sufre el personal, ni haya dado explicaciones sobre la previsión para su solución.

    -En los últimos días se han colocado en algunos juzgados unidades de refrigeración portátiles -pingüinos- la mayoría de ellos sin tubo para evacuar el calor al exterior o con otras deficiencias, sin que éstos hayan logrado que desciendan las temperaturas en los juzgados.

    CCOO ha venido denunciando el lamentable estado de la sede judicial de Plaza de Castilla con techos que se desprenden en diferentes juzgados, fugas de agua intensas y constantes y cortes de luz y agua corriente. El estado descrito alcanza gravemente al sistema de refrigeración que no ha llegado a funcionar aún en lo que va de verano. 

    Desde hace un mes se intentó hacer el cambio de calor a frío, pero se produjo una avería en la bomba y se elevó la temperatura del edificio por encima de los 32ºC, llegando a superar los 35ºC durante la prestación del servicio de guardia de algunos juzgados. Desde entonces, después de  un mes, el personal que presta servicio en esta sede y el público que asiste viene soportando a diario estas temperaturas muy superiores a los límites que marca la ley y que ponen en riesgo la salud y seguridad de los trabajadores/as, sin que desde la Consejería de Justicia se hayan tomado medidas.

    Los problemas de climatización de esta sede no son nuevos. Cada año con el cambio de estación se producen durante unos días situaciones de falta de calefacción o de refrigeración fruto de la falta de previsión y mantenimiento. Y, después de años de muchos parches, la instalación ha dicho basta y la  reparación parece no llegar. 

    A ello se suma la falta de transparencia y claridad desde la Consejería de Justicia que, a pesar de las constantes y casi diarias denuncias de CCOO y de los delegados de prevención de la Junta de Personal, no da explicaciones concretas del origen del problema. Tampoco aporta una previsión para su solución. Pese a que desde el sindicato se ha reiterado en diversas ocasiones, no se adoptan  medidas urgentes como el teletrabajo que ayudaría a paliar las consecuencias que este estrés térmico continuo está teniendo para los trabajadores/as que sufren a diario las consecuencias del estas las altas temperaturas con dolores de cabeza, mareos, aletargamiento, hinchazón de manos y piernas- taquicardia. 

    Lo único que la Consejería ha hecho hasta ahora ha sido colocar en los últimos días, y de manera puntual, algún sistema de refrigeración individual –los conocidos como pingüinos- que en la mayoría de los casos son unidades que están llegando con serios  desperfectos pues a algunos les falta el tubo para evacuar el aire caliente y desprenden dentro del juzgado ese aire caliente. Otros pierden agua o simplemente emanan aire sucio. Ninguno de ellos está logrando hacer que las temperaturas desciendan. En varios juzgados con un pingüino instalado hoy mismo se registraban temperaturas de 31ºC. 

    Lejos de poner todos los medios para solucionar este gravísimo problema y, entretanto, tomar decisiones organizativas que ayuden a mitigar los riesgos y consecuencias, la tónica general de la Consejería es el silencio ante las constantes denuncias por parte de los delegados de prevención. La única explicación que han ofrecido tuvo lugar durante la reunión del Comité de Seguridad y Salud celebrado el pasado 20 de junio, casi tres semanas después de las primeras denuncias de CCOO por altísimas temperaturas en varias sedes judiciales, pues entonces, también había problemas en la sede de Joan Maragall y Gran Vía, 19, además de en Plaza de Castilla. Durante esa reunión se explicó que el problema de este edificio, que alberga los juzgados de instrucción y por tanto permanece abierto con trabajadores/as y público en su interior las 24 horas del día. Entonces hubo  una avería en la bomba y, según dijeron, ya estaba solucionada. Lo cierto es que no ha sido así en ningún momento. 

    La climatización estuvo funcionando durante unos días de manera alternativa en unas u otras zonas del edificio, una de manera global en toda la sede. Se registraron temperaturas altísimas, que alcanzaron los 32ºC con facilidad cada día o en días alternos, según el juzgado. 

    La pasada semana, tal como denunció públicamente CCOO, la climatización dejó de funcionar de nuevo y al mismo tiempo, de manera repentina, se produjo un corte de luz y agua y la caída de varios techos por los que discurría una gran cantidad de agua. Todo apunta a que todas estas incidencias estaban relacionadas pero, lo cierto, es que no se ha dado ninguna explicación por parte de la Consejería de lo sucedido. 

    Ante la situación, denunciada ya por los delegados de prevención ante la Inspección de Trabajo y, de manera reiterada y constante ante la Consejería de Justicia –en la Dirección General de Infraestructuras y la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones con la Administración de Justicia-, desde CCOO no vamos a consentir que se siga poniendo en riesgo la salud de los trabajadores/as. Recordamos a la Consejería de Justicia que los delegados de prevención, en aplicación del artículo 21 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, tienen la potestad de paralizar la actividad laboral cuando se aprecie un riesgo grave e inminente para la salud de los trabajadores/as. 

    Además, a propuesta de CCOO, el Comité de Seguridad y Salud propondrá a la Administración que negocie en la mesa sectorial un protocolo de altas temperaturas en sedes judiciales para que, en estos casos, se puedan adoptar medidas organizativas y estructurales de inmediato.

    Nuevos desprendimientos de techos 

    A esta situación de altas temperaturas, se siguen sumando los graves desperfectos en esta sede judicial, en la que en las últimas semanas se han desprendido los techos de varios juzgados con motivo de intensas fugas de agua, como denunciamos la semana pasada. El último de ellos se ha producido en el pasillo que une los edificios de Instrucción y de Primera Instancia en el que hoy se impedía el paso por haberse venido abajo el techo.