Campaña Riders


Fortalecer el sindicato para defender los derechos

    Pilar Morales, secretaria de la Mujer de CCOO de Madrid, moderó la mesa titulada El trabajo como fuente de derechos: nuevos retos, en la que intervinieron José María Martínez, secretario general de la Federación Estatal de Servicios y su homólogo en la Federación de Industria, Agustín Martín. La moderadora recordó aquella curiosidad de la Antigua Roma, según la cual, cuando un general victorioso entraban en las ciudades desfilando, un siervo le recordaba que era mortal. “Nos viene bien saber que no somos dioses, sino humanos”, afirmó Morales.

    09/09/2016.
    Fortalecer el sindicato para defender los derechos

    Fortalecer el sindicato para defender los derechos

    El secretario general de Servicios inició su ponencia con una contundente afirmación: “la desigualdad disuelve la democracia”, para recordar que los derechos sociales se han logrado a través de la lucha obrera porque en la industrialización, “primero fue la acción sindical y después la política”. De igual forma, “los derechos sociales han venido precedidos por avances laborales” explicó, “por ejemplo, la ley de igualdad no existiría si no hubiera habido planes de igualdad realizados por el sindicato”.

    Tras la “igualdad”, Martínez puso sobre la mesa el concepto “globalidad”, que surge en el siglo XVI en la época de los descubrimientos. Sin embargo, ahora vivimos en un momento especial de la globalización, marcado por la paradoja que supone un alto PIB mundial y la existencia de mayor desigualdad.

    Como elemento para evitar la desigualdad, el sindicalista abogó por la acción sindical internacional, “más importante que nunca u que requiere de alianzas”. En esta línea explicó que en los lugares más desarrollados se está devaluando la democracia, atacando a la libertad sindical y aumentando la desigualdad, “no es casual en este escenario el ataque al derecho de huelga”, aseguró.

    Y como gran potencia del sindicalismo desarrollado, mencionó Martínez la negociación colectiva, que es capaz de convertir hechos en reglas que están a ras de tierra y crean buenas costumbres.

    Citando al profesor Antonio Baylos, el secretario general de Servicios se refirió a que “vivimos tiempos de liberalismo autoritario”, algo que hay que combatir al igual que a ese “tradicional populismo” que intenta enfrentar a trabajadores (fijos contra temporales, madrileños contra catalanes, jubilados contra activos…) Frente a ese enfrentamiento situó todo lo que intenta hacer el sindicato a través de la negociación colectiva.

    En este contexto enumeró lo que para él deben ser los retos y las claves del sindicato: ser más, ser más transparentes y eficaces, tener voluntad de coordinación, ser una organización compleja con voluntad de establecer estrategias, pelear contra la externalización los multiservicios, poner en pie la negociación colectiva frente a la reforma laboral, defender la unidad de mercado y poner acento en la formación reclamando nuestro papel.

    Concluyó el responsable estatal de Servicios de CCOO no sólo no teniendo miedo a la digitalización, “no podemos oponernos a ello, sino que es una gran oportunidad para crear empleo”.

    Pelea internacional

    Coincidió Agustín Martín, secretario de la Federación Estatal de Industria de CCOO en que “no estamos en una pelea local ni nacional, sino que se trata de una pelea internacional”. En ese sentido se refirió a las diferencias estratégicas adoptadas durante la crisis por los sindicatos en Europa. Al principio, sólo los sindicatos portugueses, griegos y españoles reaccionaron a las medidas gubernamentales: Luego se sumaron italianos e irlandeses. Empezaron a darse cuenta de que no era un problema de crisis del sur y se fueron sumando Bélgica, Gran Bretaña, Francia…, tras unas reformas de Hollande muy inspiradas en lo acontecido en España.

    Refiriéndose al título de la ponencia, Martín espetó que “para tener derechos hay que tener trabajo”, por eso criticó a las organizaciones políticas y especialmente a las de izquierdas, “porque en ninguna parte debaten cómo generar empleo, lo cual es un error de calado”.

    Apostó Agustín Martín por “salir de nuestra zona de confort y que nuestras propuestas recuperen un eje: necesitamos empleo”. Para ello se pregunto, ¿dónde?, ¿qué empleo?, ¿nos seguimos basando en el turismo?, ¿qué modelo productivo e industrial necesitamos?

    En este marco se mostró favorable a un modelo energético que en 20 años tiene que estar basado en fuentes renovables, la cuestión es cómo hacer la transición del carbón y las centrales nucleares a las energías renovables. En su opinión es muy importante el tamaño de las empresas , “grandes grupos empresariales, con suficiente solidez” para hacer frente a las crisis. También consideró imprescindible un modelo formativo cohesionado. Y todo ello con un estado fuerte que impulse el sistema productivo.

    Como retos estrictamente sindicales, Agustín Martín ve necesario que la negociación colectiva vaya más allá de la legislación vigente, con una primera prioridad para ser fuertes: la afiliación como elemento central.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.