Los Presupuestos regionales siguen sin afrontar los grandes retos de la Comunidad de Madrid

    Para CCOO de Madrid las cuentas regionales no apuestan por el empleo de calidad y la lucha contra la desigualdad y consolidan a la región como paraíso fiscal y terreno abonado para las privatizaciones.

    21/02/2017.
    Gente en una céntrica calle de Madrid

    Gente en una céntrica calle de Madrid

    CCOO manifiesta que los segundos Presupuestos Generales del Gobierno regional, presidido por Cristina Cifuentes, no responden a las necesidades de los madrileños y madrileñas, especialmente las de las 489.100 personas desempleadas, de las que casi 300.000 no reciben ningún tipo de prestación.

    El empleo que se crea, 15.100 empleos netos en 2016, es temporal en un 82%, precario y con bajos salarios ya que el 31% de los trabajadores y trabajadoras madrileños perciben salarios inferiores a los 900 euros mensuales. Además, casi el 20% de la población se encuentra en riesgo de pobreza, una situación que castiga sobre todo a mujeres y jóvenes.

    Todo ello en un contexto de crecimiento económico del 3,4% y con una política fiscal que continúa apostando por los regalos fiscales a los mayores patrimonios de la región, que supone una pérdida de ingresos de casi 3.000 millones de euros anuales, y el incremento de la deuda pública, que en este ejercicio alcanzará los 27.000 millones de euros.

    Para el sindicato, los presupuestos que ha presentado el Gobierno regional para 2017 son una decepción pese a que supongan un incremento del 3,5% en relación al año anterior, es decir, 626 millones de euros, quedando los mismos en 18.538 millones de euros, aún así se queda 275 millones de euros por debajo de lo presupuestado en 2009.

    En la partida de ingresos, 17.229 millones de euros, se continúa apostando por incentivar los “regalos fiscales” a una minoría de contribuyentes y, como novedad, una estimación a la baja de las previsiones de ingresos del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, 17 y 32% respectivamente, y de la Venta de Patrimonio, con una caída de más del 62%, todos ellos ligados al sector inmobiliario, lo que podría anunciar un parón en el sector de la construcción que había comenzado a remontar durante 2015 y 2016, lo que supone una caída de 436 millones de euros.

    Todos los capítulos de gato se incrementan: el gasto de personal, 205,5 millones de euros, un 3,19%, debido previsión de subida del 1% para los trabajadores y trabajadoras públicos y otros factores, para la creación de empleo público se presupuestan unos insuficientes 90 millones, muy lejos de las necesidades reales después de la destrucción, desde el inicio de la crisis de más de 15.000 empleos públicos.

    Las inversiones se incrementan en un 4,7%, es decir 24 millones de euros más hasta los 530 millones de euros. Muy lejos de los 860 millones del año 2009, significativo los 45 millones de euros para sanidad, de los cuales 11 serían para equipamiento médico, después de una reducción del 77% desde el año 2003.

    Por consejerías el aumento es generalizado: Sanidad un 2,40%, Educación, Juventud y Deporte un 2,6%, Política Social y Familia un 7,3%, Transportes y Vivienda un 4%, Cultura y Turismo un 8,09%, Políticas de Empleo un 10%, Medio Ambiente, o Administración Local y Ordenación Territorio 5,1%. Debemos recordar que estos incrementos se realizan después de años de políticas de recortes que han supuesto un deterioro evidente de los servicios públicos madrileños.

    CCOO denuncia que los grandes beneficiados de estos incrementos son los conciertos y externalizaciones, poniendo como ejemplo el incremento sanitario; de los 180 millones casi 100 se destinarán al incremento de conciertos y externalizaciones, mientras que a los centros sanitarios de gestión directa apenas se destinarán 60 millones de euros.

    Las inversiones en I+D+i, necesarias para impulsar un cambio en el modelo productivo, se quedan en su conjunto en 22 millones de euros, el 0,12% del gasto total del presupuesto.

    CCOO reclama un cambio en las políticas regionales para recuperar la calidad de los servicios públicos, abordar un cambio en el modelo productivo e impulsar la industria para generar empleo estable y de calidad y, finalmente, potenciar políticas sociales y de garantía de rentas dirigidas, prioritariamente, a luchar contra la creciente pobreza y desigualdad, situación intolerable en la región más rica del Estado.

    Más noticias en tu móvil: únete a nuestro canal de Telegram aquí

    Newsletter
    Asesoramiento CCOO Madrid en los barrios
    Afíliate
    CCOO Madrid en los medios sociales

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.