Comisiones Obreras de Madrid | 16 de noviembre de 2019

Orgullo 2019


El feminismo es una transformación de la vida y del ideario filosófico

    31/01/2018.
    Debate sobre el papel de las mujeres en la actual sociedad capitalista

    Debate sobre el papel de las mujeres en la actual sociedad capitalista

    La Federación de Pensionistas y Jubiladas de CCOO de Madrid inauguró su ciclo de conferencias, Charlas con las más Mayores, contando en esta ocasión con la presencia de dos mujeres, Cristina Almeida y Paloma Onrubia. Ambas hablaron sobre feminismo y expusieron los problemas del sistema patriarcal y capitalista que todas y todos vivimos.

    Paloma Onrubia, la primera de las ponentes, estuvo sustituyendo a la secretaria de las Mujeres de CCOO de Madrid, Pilar Morales, por encontrarse ésta preparando el paro de dos horas para el día 8 de marzo, que nuestra Confederación de CCOO ha convocado como huelga general: dos horas en turno de mañana y otras dos en turno de tarde en todos los centros de trabajo.

    Onrubia arrancó recordando la explosión del movimiento feminista y su evolución que desde la Revolución Francesa, nace como eje central de lucha contra el patriarcado que impedía a las mujeres alcanzar la igualdad de derechos, de voto, de salario… Hasta este momento, el varón se encontraba muy cómodo en este estado patriarcal, donde la mujer se encargaba del trabajo, de los niños, del cuidado de los mayores, de la familia, etcétera.

    El movimiento feminista empieza andar desde muy atrás, y a día de hoy puede parecer dispar. Sin embargo, en cada una de sus vertientes, “todas buscamos lo mismo, la lucha por la igualdad”, afirma esta sindicalista. El movimiento feminista es plural y nos encontramos a mujeres jóvenes que empujan con fuerza, a otras más mayores que llevan la lucha y la experiencia de su mano, a otras que reivindican su diversidad, “da lo mismo, el objetivo es acabar con la desigualdad y encontrarnos todas unidas”.

    La memoria colectiva nos recuerda que hasta 1982, las mujeres no podían ni abrir una cuenta bancaria. Ya en 1979 se empezó a dar un nombre a los feminismos, “comenzamos a ponernos las gafas moradas y ya no pudimos quitárnoslas”, afirma Onrubia.

    El 15M de 2011 marca un antes y un después en la historia de nuestro país, y también en el feminismo, pues nuevas mujeres vienen, aportan fuerza, ideas diferentes, y “nuestras manifestaciones no sólo se empiezan a cubrir de jóvenes mujeres, sino que son jóvenes que controlan el mundo digital de la información”.

    El 8 de marzo este año será especial, pues por primera vez en nuestro país, se va a celebrar una huelga feminista, un paro de dos horas, y estos paros “se tienen que visualizar, y sacarlo adelante con la fuerza y la unión de todas”, afirma Paloma.

    Cristina Almeida, abogada, exparlamentaria, senadora, defensora de los derechos de las mujeres, comenzó su intervención definiendo al feminismo como un movimiento que pretende transformar la sociedad. Las mujeres “nunca hemos querido ser igual a los hombres, pues nosotras tenemos nuestra propia identidad”. El patriarcado es muy antiguo, y existía cuando aún no había un sentimiento de clase.

    Almeida distingue el feminismo a partir de cuatro movimientos históricos u olas: en la primera la Revolución Francesa aportó la Carta de Derechos de las Ciudadanas, y se adquirió el derecho a ser ciudadanas de un país. La segunda ola fue la del sufragio, la lucha por el derecho al voto, como derecho a participar como ciudadanas en los asuntos públicos. En 1931, durante la II República, Clara Campoamor lo consiguió para todas las españolas. Después durante 40 años de dictadura franquista queda congelado este derecho y sólo pueden votar en los referéndum los cabezas de familias. Después con la democracia se recupera el derecho al voto. Recordamos que hasta 1970, en nuestro país la educación era sólo obligatoria para los niños; las niñas podían abandonar antes sus estudios y no pasaba nada. La tercera ola reivindica el derecho de las mujeres al trabajo, identificando propiamente los problemas de las mujeres como género. A partir del año 1983 se crea el Instituto de la Mujer y se empiezan a feminizar las estadísticas – paro de mujeres, paro de hombres- Ahora, al lado de un hombre explotado, hay una mujer explotada. Sin embargo en las listas electorales las mujeres siguen ocupando los últimos lugares, a pesar de que puedan tener más méritos académicos o laborales. En el año 1989 se crea el concepto de cuota y los partidos más de izquierdas ponen a una mujer de cada 3 en sus listas.

    Almeida recuerda a Simone de Beauvoir con la cita “a la mujer la cambia la política, pero muchas mujeres cambian las políticas”. Esta ola va encaminada hacia la lucha por los conceptos vitales del progresismo, que es el feminismo como teoría de liberación colectiva de la lucha por la igualdad. “El concepto de mujer nace desde la conciencia de esa desigualdad colectiva”.

    La última ola es la del liberalismo, y los avances de un colectivo se apoya en los arranques de otro. “No podemos olvidar lo pasado, y la igualdad se va consiguiendo, pero no se hace por decreto, se consigue luchando. El feminismo es una transformación de la vida y de la filosofía”, concluye Almeida, no antes de apoyar la huelga del 8 de marzo destacando que “es una huelga contra el mundo mal repartido”.

    Campaña Riders

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.