Comisiones Obreras de Madrid | 22 abril 2024.

Hasta siempre, Florencio

  • Ha fallecido el compañero Florencio Manzano Garrido. Un buen sindicalista. Un sindicalista de CCOO

04/03/2024.

Florencio Manzano Garrido era maestro y desde su profesión desarrolló un fuerte compromiso con la educación de la clase trabajadora y con las condiciones laborales de quienes trabajaban en la enseñanza. En aquellos años finales de la década de los 70 y en la siguiente de los 80, a pesar de la recuperación de las libertades democráticas, no era fácil desde la enseñanza privada donde trabajaba defender los derechos laborales y el derecho a la educación.

Eran tiempos en que los sectores públicos no tenían derecho a elecciones sindicales y en los sectores privados las siglas de CCOO eran fuertemente combatidas, sobre todo, en los colegios de orientación religiosa. Era tan fuerte la presión y las prácticas antisindicales que hubo que presentar las candidaturas durante años bajo las siglas de una coalición electoral supuestamente independiente. Hoy todavía continúa esa agresividad en los colegios privados concertados contra CCOO.

Lo hizo y con ello contribuyó al desarrollo y consolidación de las CCOO en la enseñanza madrileña, en el entonces denominado sindicato regional de enseñanza de Madrid, de cuya Comisión Ejecutiva formó parte, asumiendo las tareas de la secretaría de organización. Es bajo su coordinación que se consigue ganar las elecciones sindicales en los 90, convirtiendo a la actual federación regional de la Comunidad de Madrid en el primer sindicato de la enseñanza.

Su compromiso con la educación le siguió determinando sus nuevas responsabilidades. Elegido en la Comisión Ejecutiva de la USMR, desempeñó durante varios mandatos la secretaría de formación y la dirección de MAFOREM. Siempre pensando en la enseñanza de los trabajadores y trabajadoras, ahora desde los instrumentos de formación continua y formación para el empleo.

Más allá de todos sus méritos sindicales y de activista por la educación, si algo valoran quienes disfrutaron, militaron y compartieron anhelos y tareas con él, era su bonhomía. Florencio era una buena persona y un gran compañero.

Siempre admiramos su capacidad para conciliar la vida sindical y laboral. Tuvo cuatro hijos que le exigieron una gran dedicación. Hace 30 años, fue un ejemplo de corresponsabilidad en todos los ámbitos.

En los últimos años de su vida tuvo que enfrentarse con la enfermedad de Parkinson y lo hizo con la misma entereza y fuerza que le caracterizó durante toda su vida, acompañado de los cuidados y del cariño de sus cuatro hijos que han sido el merecido regalo en esta última etapa de su vida. 

Al final, ha sido una neumonía asesina la que ha hecho inútil su lucha. Ha fallecido a los 78 años.

Las CCOO de Madrid sienten la pérdida de quien ha sido un compañero y dirigente de la organización y trasladan las condolencias, así como la solidaridad y el afecto de toda la afiliación a sus hijos Pedro, Miguel, Álvaro y Daniel y demás familiares y amigos.